El ELN responde a Duque: ‘Diálogo sí, pero no así’

Guerrilleros-ELN

La guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) se ha mostrado “dispuesta” a dialogar con el Gobierno de Colombia en la capital de Cuba, La Habana, aunque ha reiterado que no acepta “ninguna imposición o condiciones unilaterales”.

Anuncios

En un comunicado titulado ‘Duque, con mucho gusto se le atiende’, el ELN ha afeado que el Ejecutivo de Iván Duque, a través de su alto comisionado de Paz, Miguel Ceballos, haya enviado un “falso mensaje” que da a entender que “está dispuesto a establecer diálogos”.

“En esencia es una cortina de humo para ocultar su incapacidad de adelantar un diálogo con las comunidades que protestan para buscar soluciones a sus necesidades”, ha señalado, en alusión a las manifestaciones que sacuden el país latinoamericano desde hace más de dos semanas.

Ceballos reveló el domingo la existencia de un proceso para la posible apertura de negociaciones de paz con la guerrilla que, según detalló, propició incluso una reunión con representantes del grupo insurgente celebrada en marzo en La Habana.

“Si el Gobierno no es capaz de dialogar con la población movilizada en las calles, menos podrá hacerlo con el ELN alzado en armas”, ha criticado, antes de precisar que, sin embargo, la delegación de la guerrilla está en la capital cubana “dispuesta a hacerlo”.

“El Gobierno sabe que el ELN no acepta ninguna imposición o condiciones unilaterales sobre las que no existe acuerdo alguno”, ha proseguido la guerrilla, subrayando que Duque “debe dejar de ilusionarse”. “Si quiere dialogar con el ELN con mucho gusto se le atiende, pero sin imposiciones, es algo elemental que todo el mundo sabe”, ha remachado.

El Gobierno de Juan Manuel Santos inició en 2017 un diálogo con el ELN para intentar sumar a este grupo armado a la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), pero las conversaciones se rompieron dos años después, ya con Duque en la Presidencia, por un atentado de la guerrilla contra una escuela de cadetes de Bogotá.

Desde entonces, Colombia reclama a Cuba que extradite a los negociadores de paz del ELN, algo a lo que el Ejecutivo de Miguel Díaz-Canel se ha negado porque esgrime que están amparados por el Protocolo de Ruptura pactado por las partes antes de sentarse a la mesa de conversaciones, que establece el “regreso seguro” de los insurgentes a Colombia.

Anuncios