El centro político está de moda

Veo  que decir que se es de centro está de moda, tan de moda, que el mismo presidente Iván Duque, quien llegó a la política electoral con un partido de derecha, ahora dice que es de centro, añadiendo eso sí que es de “centro extremo”, y como bien dicen que, “a la gente hay que creerle”, pues será creerle.

No creo que ser de centro sea sinónimo de no estar de acuerdo con quienes representan los dos extremos de la política, supongo que el concepto de centro tiene una serie de ideas y propuestas que hasta el momento no conocemos en el país. Es por esto que más que conocer caras en una foto, quisiera escuchar lo  que tienen para decirle al país.

Ojalá entiendan el mensaje quienes están en el afán de aglutinarse en una foto, pero sin decirle a Colombia que es lo que ellos quieren o buscan para sacar al país del letargo en el que se encuentra.

Los colombianos no estamos en la lógica de ver retratados a todos los antiuribistas en un mismo cuadro que para lo que único que sirve es para la galería. Lo que espera Colombia es que se diga cómo enfrentar la ola de inseguridad que hay en todo el territorio nacional, la misma que Iván Duque no ha visto por estar encerrado en la Casa de Nariño mirando el reloj para que le dicte el momento en que debe salir en televisión en un programa que no sirve de nada.

Anuncios

Se necesitan propuestas de como reactivar la economía, tras una fuerte caída en el Producto Interno Bruto como consecuencia de la pandemia de Covid 19. Soluciones a los problemas en el sistema de salud, lo mismo que al desempleo, especialmente en el sector femenino. De cada 3 personas que perdieron sus puestos de trabajo, 2 son mujeres. También se requieren ideas para problemas como los que atraviesa el sistema carcelario y no podemos olvidar tampoco lo que tiene que ver con la educación de niños y adolescentes, que como bien sabemos, no es para vanagloriarnos.

Esto es lo que Colombia quiere escuchar, el país no desea ver a una cantidad de gente tratando de ubicarse en una misma foto, porque todos sabemos que de unirse tienen pocas ganas.

El ver en un retrato a Sergio Fajardo, Jorge Robledo, Ángela María Robledo, Angélica Lozano, Humberto de la Calle, Juan Fernando Cristo, Juan Manuel Galán, Antonio Sanguino, Iván Marulanda, no dice nada, porque todos sabemos que esto no es sino una foto de un grupo de personas que tienen orígenes políticos diferentes y que no se soportan entre ellos. Lamento tener que decepcionarlos, pero es la verdad.

Creeré en esa unión el día que los escuche hacer política alrededor de una idea de país, de unas propuestas claras, no en este show en el que se ha convertido el centro político de Colombia, donde está llegando todo el que se pelea con su partido de origen o tiene diferencias con quien lidera su movimiento y que no comulga con el uribismo. Esa no puede ser la razón para llegar a un lugar.

Espero entonces que en adelante haya menos fotos, cero show y más propuestas.

Jazmín Barón