Duque solicitó al Congreso retirar la reforma tributaria y construir consenso solidario

El presidente de Colombia, Iván Duque, ha anunciado este domingo que ha solicitado al Congreso la retirada del proyecto de reforma tributaria para tramitar así un nuevo proyecto tras cuatro días de intensas movilizaciones contra la iniciativa.

“De acuerdo a lo comunicado el pasado 30 de abril sobre la decisión de construir una nueva iniciativa a partir de los consensos que permitan buscar los recursos necesarios para pagar los gastos de la pandemia y garantizar las ayudas sociales que se requieren, le solicito al Congreso el retiro del proyecto radicado por el Ministerio de Hacienda y tramitar de manera urgente un nuevo proyecto frutos de los consensos”, ha explicado.

Duque ha comparecido acompañado por todos los ministros, menos el de la cartera de Hacienda, Alberto Carrasquilla, y ha destacado que la reforma “no es un capricho” y que tiene como único propósito darle estabilidad fiscal al país y proteger los programas sociales para los más vulnerables en la crisis provocada por la pandemia.

El mandatario ha insistido en que el nuevo proyecto no incluye incremento alguno del IVA a los servicios públicos y tampoco se aumentará el número de contribuyentes que pagan el impuesto de la renta. “No habrá IVA para bienes ni servicios. Queda claro que nadie que no pague impuesto de renta pagará ese tributo”, ha explicado.

Sin embargo, ha explicado que tras los contactos mantenidos con representantes de partidos políticos, alcaldes y gobernadores y líderes del sector empresarial para recoger propuestas, sí se mantendrán puntos como la sobretasa de renta temporal a empresas, prorrogar el impuesto al patrimonio de manera temporal, incrementar el impuesto a los dividendos transitoriamente y crear sobretasa de renta a personas de mayores ingresos. Para estas medidas, Duque asegura que hay un “consenso”.

Duque ha hecho así un llamamiento a la unidad y ha invitado a la construcción y no al odio para poner fin a los incidentes ocurridos en los últimos días en ciudades como Bogotá, Cali, Pereira o Neiva. El presidente ha sacado al Ejército a las calles para contener las protestas.