Duque descarta a la Policía y le apuesta política de seguridad ciudadana

El Presidente Iván Duque anunció este sábado que la Defensoría del Pueblo hará acompañamiento al proceso de transformación y modernización de la Policía Nacional, que se inició hace más de diez meses con la puesta en marcha de la Política de Convivencia y Seguridad Ciudadana, con el fin de continuar la profundización en derechos humanos.

“Le hemos pedido a la Defensoría del Pueblo que nos acompañe con su voz independiente y la colaboración armónica en este proceso de transformación y modernización de nuestra Policía Nacional en sus servicios de vigilancia y de protección al ciudadano”, precisó el Jefe de Estado, luego de la reunión que sostuvo con el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, en la Casa de Nariño.

El Mandatario explicó que la Política de Convivencia y Seguridad Ciudadana fue lanzada a finales del año pasado y comenzó su implementación este año. Indicó que, sin embargo, “hemos tenido quizás algunas demoras en el marco de la pandemia”, pero recalcó que “está en acción”, y “lo que nosotros hemos pedido, obviamente en la independencia de la función que cumple la Defensoría del Pueblo, pero también en el marco del principio constitucional de colaboración armónica entre poderes, pedir a la Defensoría que nos acompañe, que nos dé su voz independiente en varios temas”.

Anuncios

Le puede interesar: El ABC de la política de convivencia y seguridad ciudadana

De acuerdo con el Presidente de la República, este proceso comprende una revisión de los protocolos que rigen las actuaciones de la Policía de vigilancia, el uso de la fuerza y el empleo de armas de fuego, a la luz de las normas internacionales de protección de los Derechos Humanos.

Recordó que debe haber “total transparencia en los protocolos de vigilancia ciudadana por parte de nuestra Policía Nacional; tenemos una Policía Nacional que adelanta más de 30 millones de procedimientos policiales al año y, obviamente, esos procedimientos cada vez se han ido aplicando con mayor rigor”.

Aclaró que en estos procedimientos “siempre existirán riesgos, donde se presenten situaciones que no respondan ni a la conducta ni al honor de la Institución”.

“Pero esas situaciones también son prevenibles, y eso se previene desde la capacitación, desde la formación y desde el acompañamiento en todo lo que tiene que ver con el manejo, aplicación y tutelaje de los derechos fundamentales. Por eso, le hemos pedido a la Defensoría que nos acompañe en ese proceso”, insistió.

Otro de los elementos que resaltó el Jefe de Estado de esta transformación tiene que ver con los protocolos para acercar, cada vez más, a la Policía de Vigilancia con los ciudadanos y también para “facilitar y propiciar ese diálogo y esa colaboración permanente entre la ciudadanía y nuestra Policía”.

Adicionalmente, se deberán tener en cuenta temas de “transparencia en el uso de la fuerza, transparencia en el desarrollo de las competencias propias del servicio y, por supuesto, también, seguir fortaleciendo en todo el territorio lo que tiene que ver con la elaboración de protocolos relacionados con denuncias ciudadanas, que tengan que ver con comportamiento de la Fuerza Pública, que todos los días son administradas y son procesadas también al interior de la fuerza”.

De otro lado, el Presidente Duque se refirió a los “momentos dolorosos” que se han registrado en los últimos días y dijo que el caso de Javier Ordóñez “está siendo estudiado, analizado por la Fiscalía General de la Nación.

Sostuvo que dentro de las investigaciones internas que le corresponden a la Policía Nacional, “le he pedido al Consejero de Seguridad Nacional, Rafael Guarín, y a la Consejera de Derechos Humanos, Nancy Patricia Gutiérrez, que estén acompañando ese proceso para que se haga de manera rápida”.

“También se están adelantando las investigaciones correspondientes a lo que fueron situaciones fatales presentadas en los últimos días, donde lo que nosotros queremos es esclarecer, no solamente con velocidad, sino que todos los organismos puedan presentarle una voz inequívoca a la nación”.

El Mandatario reiteró el llamado a que todos, como país, rechacemos los hechos de violencia y reiteró la importancia de la cero tolerancia a las “conductas que deshonran el uniforme de la Fuerza Pública, a rechazar los actos de vandalismo y de violencia que fueron premeditados y organizados contra infraestructura de seguridad al servicio de la ciudadanía y contra miembros de la Fuerza Pública y, por eso, indicó que se ha procedido también con las capturas y se está trabajando con los organismos de investigación para que se encuentre rápidamente a los determinadores de estos hechos”.

Finalmente, el Jefe de Estado comentó que “hoy, también, vivimos un momento doloroso: un intendente de nuestra Policía Nacional de la ciudad de Cali, enfrentando a criminales, fue asesinado con esas balas asesinas de delincuentes. Hay una mujer viuda y niños que hoy ya no tendrán a su padre, y su padre murió hoy también dando se vida por Colombia”.

“Estos hechos se presentan, quizás, con algún nivel de frecuencia, pero nunca nos pueden dejar de llevar a reconocer que estas personas, hombres y mujeres nuestra Policía y de nuestra Fuerza Pública, son las que también día a día luchan por proteger la vida, honra, bienes, derechos y libertades de nuestro país”, enfatizó.

Y recalcó: “Si hay hechos, individualizados, que deshonran ese uniforme, serán sancionados de manera ejemplar, pero nunca como sociedad podremos permitir que se estigmatice o que se señale a nuestra Fuerza Pública, a nuestros soldados y policías, a nuestra Policía Nacional, de estar sistemáticamente en prácticas que son violatorias de los derechos humanos”.