Doris Valenzuela, salvó su vida en Colombia pero fue asesinada por su pareja en España

Doris Valenzuela, una carismática líder afro de Buenaventura, logró sortear la muerte en Colombia al convertirse en objetivo de los grupos armados que operan en el puerto por denunciar las macabras casas de pique; sin embargo, no logró salvarse de la violencia de género y el machismo. En las últimas horas fue asesinada por el hombre con el que convivía en Murcia, España.

La noticia sobre su muerte ha tenido un amplio despliegue mediático en el país ibérico, donde no salen de la consternación por la sevicia con la que el hombre, cuya identidad aun no ha sido revelada, acabó con su vida.

De acuerdo a los reportes, la líder afro que llegó en calidad de refugiada a España hace un año, recibió varias puñaladas por parte del hombre de 46 años que también tendría nacionalidad colombiana.

Anuncios

Los hechos ocurrieron en torno a las 15.50 hrs (hora local) del miércoles en la calle San Félix. El servicio público de emergencias recibió siete llamadas de personas que informaban del apuñalamiento. El sospechoso de la agresión huyó corriendo hasta ser alcanzado y arrestado por la Policía muy cerca con ayuda de agentes de seguridad.

La familia llevaba unos dos meses viviendo en esa casa con sus hijas, según los vecinos, que aseguran que no habían visto nunca al hombre.

Según informa la prensa española, Doris Valenzuela había acudido el pasado martes a las dependencias del Equipo Municipal de Atención a la Violencia de Género (EMAVI) del Ayuntamiento de Murcia “orientada y acompañada por una profesional de Cruz Roja” a solicitar información sobre el divorcio.

Según la concejala de Derechos Sociales y Cooperación al Desarrollo, Conchita Ruiz, la mujer “en ningún momento planteó o manifestó ser víctima de malos tratos o de violencia de género”. Así pues, el EMAVI le proporcionó, como se hace en estos casos, información y asesoramiento sobre el divorcio.

Según ha trascendido, Doris Valenzuela, y su agresor formaban parte del programa de refugiados de Cruz Roja y ambos vivían en un apartemento de acogida en Murcia, pero fueron separados hace más de un mes cuando ella manifestó su intención de separarse. El individuo fue trasladado entonces a otro sito de acogida en Gerona que abandonó el mismo miércoles para presentarse de forma «inesperada» en Murcia donde acabó con la vida de la mujer que deja tres hijas de  20, 17 y 15 años.

Autoridades de Murcia condenaron su muerte

Este jueves el alcalde de Murcia, José Ballesta, y miembros de la Corporación municipal de esa ciudad epañola han guardado un minuto de silencio en recuerdo a Doris Valenzuela.

Tanto Ballesta como los portavoces de los grupos municipales de PSOE, Ciudadanos y Cambiemos Murcia han reclamado que se reaccione ante estos casos y no se conviertan en algo normal.

“Como sociedad debemos reaccionar para que con lo que por desgracia se convierte en habitual no llegue a considerarse normal”, ha advertido Ballesta, quien ha pedido “reaccionar como sociedad para no claudicar ante el conformismo y mirar para otro lado, ya que las campanas doblan por todos y cada uno de nosotros”.