Lo + Confidencial

Conflicto armado en Urabá tendrá capítulo especial en la JEP

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) abrió este martes su cuarto caso de investigación en relación con los crímenes del conflicto armado ocurridos en la región del Urabá, de la que hacen parte los departamentos colombianos de Antioquia y Chocó.

El caso 004 corresponde a las investigaciones de los crímenes cometidos entre el 1 enero de 1986 y el 1 de diciembre de 2016 en esa zona del noroccidente de Colombia, detalló la JEP en un comunicado.

La información añadió que la Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad de Hechos y Conductas de la JEP avocó conocimiento de los hechos victimizantes relacionados con la situación territorial de la región de Urabá, específicamente en los municipios de Turbo, Apartadó, Carepa, Chigorodó, Mutatá y Dabeiba, en Antioquia.

También lo hizo por los ocurridos en El Carmen del Darién, Riosucio, Unguía y Acandí, en Chocó.

De acuerdo con los “criterios de priorización”, la Sala de Reconocimiento de la JEP tuvo en cuenta la grave situación de derechos humanos ocurrida en esta zona y los efectos que produjo sobre las poblaciones, grupos y personas en los territorios.

Igualmente tuvo en cuenta la participación de presuntos responsables de las FARC y la fuerza pública en el desarrollo de acciones de violencia que se materializaron a través de prácticas, modus operandi y conductas que se replicaron en lugares diferentes y que causaron daños graves a las poblaciones.

De la misma manera, se consideró el análisis de los datos contenidos en el informe “Inventario del conflicto armado interno”, entregado por la Fiscalía a la JEP y en el que “se registran 3.523 radicados con

Publicidad
hechos victimizantes relacionados con conductas cometidas en el marco del conflicto armado, ocurridos en los municipios concentrados de la región de Urabá”.

Con la apertura del proceso también se inició la etapa en la que plataformas civiles y personas acogidas a la JEP pueden manifestar su voluntad de dar información.

“Frente a los presuntos responsables de estos hechos, a partir del análisis de información entre el primero de enero de 1986 y el primero de diciembre de 2016, se relaciona a los miembros del Bloque José María Córdoba de las FARC con sus frentes 5, 34 y 57 y sus respectivas unidades móviles; así como la Brigada XVII del Ejército Nacional”, detalla la JEP con respecto al caso que avoca.

El primer caso avocado por la JEP tiene que ver con los secuestros perpetrados por las FARC entre 1993 y 2002 y que llevó a la cúpula de la antigua guerrilla a comparecer por primera vez ante el tribunal de paz.

El segundo se relaciona con la violencia contra pueblos étnicos en Colombia y el tercero con los “falsos positivos”, como se conoce en Colombia el asesinato de civiles a manos de militares para presentarlos como guerrilleros muertos en combate.

La JEP es el organismo de justicia transicional creado tras la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC en noviembre de 2016 para juzgar los crímenes cometidos en el marco del conflicto armado.

Publicidad
Previous ArticleNext Article