Comisión del Senado tumba un proyecto que buscaba prohibir el uso del glifosato

Avion-Glifosato

La Comisión Quinta del Senado ha tumbado un proyecto que buscaba prohibir el uso del glifosato para erradicar cultivos de uso ilícito en el país, después de que el Gobierno haya iniciado los trámites para reactivar la aspersión aérea con este material.

La comisión ha rechazado el proyecto con ocho votos a favor y cinco en contra. El senador Antonio Sanguino ha tildado la decisión de la comisión de “desafortunada noticia” para los ecosistemas colombianos y para los territorios de la Colombia profunda “que se han visto aquejados por un abandono histórico del Estado”.

Según ha justificado, los legisladores que propusieron el proyecto pretendían “persuadir” de los efectos negativos para la salud y humana y para los ecosistemas que conlleva el uso del glifosato, “demostrados por cientos de investigaciones científicas”.

Por su parte, la senadora de la Alianza Verde Angélica Lozano también ha cuestionado la decisión de la comisión, tomada “pese a la evidencia científica ambiental y en salud pública de los riesgos que tiene la aspersión con glifosato”, sumada “al claro fracaso en la política de drogas con este mecanismo”.

El Gobierno de Colombia ha presentado ya un decreto que contiene el marco normativo para controlar el riesgo para la salud y ambiental del uso del glifosato, dando así un paso más en la reactivación de la aspersión aérea con el herbicida.

La aspersión con glifosato, la estrategia antidroga por la que se decanta el Gobierno, fue suspendida por el Consejo Nacional de Estupefacientes en 2015 y ha sido criticada por distintas organizaciones sociales, pese a lo que el presidente de Colombia, Iván Duque, firmó el decreto.

Según el Gobierno, uno de los mayores productores de cocaína del mundo, el decreto “no reactiva automáticamente” la aspersión aérea con glifosato, ya que hace falta que el CNE verifique que se cumplen los seis requisitos que exigió el Tribunal Constitucional en 2017 para reanudar esta estrategia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera el glifosato como potencialmente cancerígeno y nocivo para el medio ambiente.