Comisión de la Verdad pide a grupos armados respetar población de Bojayá

Comision-Verdad

La Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición se pronunció este lunes sobre las amenazas a los líderes sociales del Chocó, quienes se encuentran en grave situación de indefensión.

En un comunicado, la Comisión rechazó rotundamente las amenazas y los hechos recientes que se han presentado en el municipio de Bojayá, Chocó.

“En días anteriores recibimos un informe sobre los horrores del conflicto armado en ese territorio por parte de la Comisión Interétnica de la Verdad del Pacifico, cuyo secretario técnico, Leyner Palacios es uno de los amenazados (…) Leyner es, además, una de las 60 víctimas del conflicto armado que estuvieron en la Habana durante la negociación y participa de los Encuentros para la Confianza que en los ETCR la Comisión de la Verdad viene realizando entre las víctimas y los exguerrilleros de las FARC, junto con la Misión de Verificación de Naciones Unidas, el PNUD, Pastoral Social de la Iglesia Católica, con el acompañamiento de la Procuraduría General de la Nación”, señaló la Comisión.

Anuncios

De acuerdo con la entidad que dirige el padre Francisco de Roux, durante la jornada de entrega de los restos de las víctimas de la masacre del 2002, lugareños manifestaron el retorno de situaciones que se creían superadas como el desplazamiento forzado, el confinamiento, el reclutamiento de menores y los asesinatos.


“Bojayá no puede repetir esa tragedia”, puntualiza el comunicado de la Comisión de la Verdad


Desde este órgano que nació del Acuerdo de Paz hacen un llamado a las autoridades para que  tomen las medidas necesarias  que permitan garantizar la seguridad de Leyner Palacios y de los otros líderes sociales de la zona.

Además, la Comisión hace un llamado a los grupos armados que operan en la zona para que dejen al margen de su confrontación a la población civil de Bojayá.

“Al Ejército de Liberación Nacional -ELN- y a todos los demás grupos armados les exigimos respeto y el cese de las agresiones sobre la población de Bojayá y del bajo Atrato”, concluye el comunicado de la Comisión de la Verdad.