Colombia finaliza la semana bajo el asedio del coronavirus y el retorno de las masacres

Colombia cierra una semana para el olvido, por un lado se tuvieron las cifras más abultadas y desconcertantes de la pandemia del coronavirus que en las próximas horas podría llegar a los 200.000 casos; y por el otro, el recrudecimiento de la violencia que pese a la emergencia sanitaria sigue generando muertes y dolor producto de las masacres, un tipo de asesinato que se creía haber superado en el país.

Sobre el coronavirus basta decir que el país lleva tres días consecutivos reportando más de 8.500 contagios en 24 horas, siendo el pasado viernes 17 de julio el día que se registró el pico histórico (hasta ahora) de la pandemia: 8.934  nuevos casos y 259 muertos, en un día.

A la fecha en Colombia contabilizan 190.700 casos y 6.516 muertos por la pandemia. Al elevado número de casos se le suma el reducido número de camas de cuidado intensivo que quedan disponibles en el territorio nacional. Lo que ha llevado a las autoridades a decretar medidas estrictas como cierres temporales o toques de queda.

Anuncios

Masacres y muerte, la otra pandemia que azota a Colombia 

Al desalentador panorama de la pandemia se le suma el de los crímenes contra líderes sociales, ex combatientes de las Farc y las masacres que esta semana reaparecieron en varias zonas del país dejando un saldo de al menos 15 personas asesinadas en hechos ocurridos en Algeciras y Pitalito (Huila), Tibú (Norte de Santander) y el departamento del Cauca.

El crimen más reciente de un líder social es el de Sigifredo Gutiérrez, quien fue ultimado a tiros en su vivienda en el departamento de Cauca, según han confirmado este sábado las autoridades.

Gutiérrez era presidente de la Junta de Acción Comunal del municipio de Morales y lideraba el puesto de control del coronavirus. Con su muerte, ya son 56 los líderes sociales asesinados en Cauca durante este año, según datos del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

A este crimen se le suman el de al menos cuatro ex combatientes de las Farc que fueron asesinados esta semana, lo que eleva la cifra total de 220 firmantes del Acuerdo de Paz, ultimados desde el 1 de diciembre de 2016 a la fecha.

Entre tanto, en Algeciras (Huila) sujetos armados incursionaron en la noche del jueves en zona rural de ese municipio y asesinaron a cuatro personas e hirieron a dos más. Tras el hecho, seis familias de la vereda donde se registró la masacre se vieron obligadas a abandonar el municipio.

Asimismo, en las últimas horas la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat) denunció una posible masacre en Tibú, Norte de Santander, donde habrían sido asesinadas 8 personas. Tras el hecho, Ascamcat reveló que se generó el desplazamiento forzado de al menos 120 personas que se encuentran en la vereda Vigilancia, en zona rural de Cúcuta.


Tras estos lamentables hechos, el senador Roy Barrera hizo un llamado al presidente Iván Duque para que “haga algo”, y cesen las masacres en Colombia.