Colombia alcanzó un millón de hectáreas protegidas de humedales

Con la declaratoria del complejo Lagos de Tarapoto, situado en el departamento del Amazonas, como el primer humedal Ramsar de la Amazonia colombiana, el país alcanzó un millón de hectáreas de humedales protegidas.

 

Así lo afirmó el Presidente Juan Manuel Santos, quien en el municipio de Puerto Nariño (Amazonas), participó en la firma de los documentos que oficializan la inclusión de este sitio de Colombia en la Lista Mundial de Humedales de Importancia Internacional Ramsar.

Anuncios

 

“El pasado lunes, después de un estudio muy minucioso, de un análisis que se hace en estos casos con la compañía de muchas organizaciones internacionales, se declaró los humedales Lagos de Tarapoto como lagos incluidos en la Convención Ramsar”, indicó el Mandatario.

 

“Eso quiere decir que todo este conjunto de humedales, de lagos, y esta riqueza tan maravillosa en materia de biodiversidad, van a estar protegidos por convenciones internacionales. Aquí ya nadie va a poder venir a arrasar con esta riqueza. Tiene una garantía, un sello de protección internacional”, dijo.

 

Reiteró que “con esto estamos alcanzando un millón de hectáreas de humedales protegidas. Vamos a continuar. Espero que al final del Gobierno podamos declarar un humedal adicional”.

 

Humedales de Tarapoto, sinónimo de biodiversidad

 

Durante evento realizado en Puerto Nariño, que es el primer municipio de Colombia con certificación ambiental, el Jefe de Estado estuvo acompañado por el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo; el alcalde de la localidad, José Alberto Lozada, líderes indígenas y autoridades regionales.

 

Cabe recordar que la Convención Ramsar, que lleva el nombre de la ciudad de Irán donde se adoptó en 1971, es un acuerdo internacional entre países y organizaciones no gubernamentales para frenar la degradación de los hábitat de humedales. Actualmente 69 países y 2.258 sitios hacen parte de la Convención.

 

El complejo de humedales de Tarapoto es un sistema de aproximadamente 30 lagos, que poseen una enorme biodiversidad. Incluye más de 883 especies de plantas, 244 de aves, 201 de mamíferos –entre ellos el delfín rosado–, 176 de peces, 57 de anfibios y 30 de reptiles.

 

Beneficios

 

Gracias a la declaratoria y al compromiso de las comunidades indígenas Ticuna, Yagua y Cocama, que habitan la región en calidad de resguardo indígena Ticoya, abre las posibilidades de conservación y uso sostenible de la región.

 

Igualmente se generarán oportunidades en materia de alimentos, medicina ancestral, construcción, ornamentación, ceremonias y rituales socioculturales.

 

El complejo de Tarapoto –que es refugio de especies como el caimán negro, el manatí, el jaguar y el delfín de río–, es el noveno humedal de esta categoría en el país y su designación promueve la cooperación internacional para su protección y conservación.

 

Al respecto el Mandatario destacó la ayuda para este logro de organizaciones como WWF y Fundación Omacha, así como de las comunidades indígenas del Trapecio Amazónico.

 

“Ellos conocen mejor que nadie, son nuestros hermanos mayores y saben de la importancia que tiene preservar el medio ambiente. Ellos nos han venido acompañando en este proceso: los pueblos Ticuna, Yagua y Cocama (…). Gracias, porque ustedes juegan un papel muy importante”, manifestó el Presidente Santos.

 

De acuerdo con el Jefe de Estado, con la declaratoria vendrá más investigación a Lagos de Tarapoto, aumentará el potencial de protección de la biodiversidad y se incrementará la afluencia del turismo ecológico, lo que se traduce en mayor generación de ingresos y prosperidad para los habitantes de la zona.