Claudia López le gana el round al Gobierno Nacional

Luego de la más reciente cita entre el ministro de Salud y la alcaldesa de Bogotá Claudia López en donde el Gobierno Nacional se comprometió a entregar 305 ventiladores para la capital del país y se anunciaron nuevos plazos para las próximas,  se inició una calma en la tensión que se vivió en las últimas horas entre el Distrito y la Casa de Nariño.

Con este anuncio se redujo el riesgo de someter a Bogotá a una nueva cuarentena estricta, que como bien lo dijo la alcaldesa López, era el Plan B en el caso de que el Gobierno Nacional no cumpliera con la entrega de más ventiladores que le permitieran a la capital ampliar la capacidad de atender a un mayor número de pacientes con Covid 19.

Durante varios días la mandataria distrital culpó a la Casa de Nariño de que la ciudad no tuviera el suficiente número de ventiladores y planteó la posibilidad de un confinamiento estricto, como el de marzo, por 14 días, debido a que ya se había superado el 70 por ciento de ocupación de UCI.

A estas declaraciones el primer mandatario, sin mencionar el nombre de la alcaldesa de Bogotá, reaccionó  pidiéndole a los servidores públicos mostrar las cifras de la pandemia del Covid 19 con claridad, siendo “pedagogos y no demagogos”.

Anuncios

Acto seguido, vino la respuesta de la mandataria distrital: “No tenemos capacidad instalada para evitar una tragedia mayor. Sabíamos que debíamos abrir y volver a cerrar cuando la situación se pusiera difícil. Habíamos establecido que el 70 % de ocupación de UCI era el indicador para volver a cerrar. Ese día llegó”.

Duque respondió: “Debemos entender que no es una opción viable para la sostenibilidad de nuestras sociedades, sencillamente decir: vamos a encerrarnos hasta que aparezca una vacuna”.

Claudia no se quedó callada y dijo: “No estoy pidiendo que nos encerremos hasta que haya una vacuna. Es fácil decir eso encerradito en el Palacio. Al Presidente no le toca salir a trabajar, salir a la calle. Es muy fácil decir que no nos podemos encerrar cuando el único que realmente ha estado encerrado es el Presidente” y fue más allá asegurando que la falta de ventiladores para ampliar la capacidad de unidades de cuidado intensivo en la capital del país se debió, porque según ella, “la capital solo ha recibido 125 respiradores artificiales de 1.000 que le prometió”.

Tras la reunión con el ministro de Salud, donde se dio un compromiso de agilizar la entrega de ventiladores para Bogotá, ampliando la capacidad de las UCI, se bajó la tensión entre el Gobierno Nacional y el Distrital, con lo que queda claro, que en esta ocasión, ganó Claudia López.