Cepeda pone ‘contra las cuerdas’ al representante Edward Rodríguez

Ante la Sala 27 Especial del Consejo de Estado se realizó la audiencia de alegatos de la demanda presentada por el senador Iván Cepeda, en la cual solicitó pérdida de investidura de Edward Rodríguez, representante a la Cámara del Centro Democrático.

Anuncios

En la audiencia, Cepeda expuso las razones jurídicas y hechos suficientemente probados que llevarían a que se decrete la pérdida de investidura de Rodríguez.

El caso está relacionado con la indagación en la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes sobre presuntas interceptaciones ilegales, al teléfono del exsenador Álvaro Uribe. Para Cepeda, es claro que Edward Rodríguez debió declararse impedido para actuar como representante instructor en la investigación a la que se llamó a versión libre a José Luis Barceló, exmagistrado de la Corte.

La pérdida de investidura se fundamenta en que el representante del Centro Democrático incurrió en violación del régimen de conflicto de intereses. De acuerdo con la exposición de Cepeda durante la audiencia, “por cuanto teniendo interés directo, particular y actual, y estando incurso en las causales de impedimento a saber: haber manifestado su opinión sobre el asunto materia del proceso y existir amistad íntima con el supuesto perjudicado en la actuación procesal, se abstuvo de declararse impedido para conocer, en calidad de representante instructor y coordinador, la investigación radicada en la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes”.

Edward Rodríguez no solo ha guardado silencio sobre la imposibilidad legal de participar en dicha investigación, sino que además ha impulsado “desmedidas” actuaciones para defender a su jefe y mentor político, el exsenador Álvaro Uribe Vélez en la investigación que se adelanta en su contra por soborno a testigos: tomó posición frente a la investigación; buscó desacreditar al senador Cepeda mediante afirmaciones calumniosas; promovió una veeduría ciudadana para revisar las decisiones de la Corte Suprema de Justicia; promovió la presentación de tutelas masivas, más de 470, en contra de la decisión de detención domiciliaria contra Uribe Vélez, tomada por la Sala Especial de Instrucción. Además de realizar una campaña de descrédito y de persecución judicial contra los magistrados de la Corte, Rodríguez acudió a la Unión Interparlamentaria, a la que le pidió que realizara una veeduría especial, a la Corte Suprema de Justicia por cuanto consideraba había vulnerado las garantías y derechos de Uribe Vélez.

En cuanto a la causal de impedimento invocada, sobre la amistad íntima de Rodríguez con Álvaro Uribe, Cepeda señaló que, aunque la defensa niega el vínculo afectivo, lo cierto es que, en sus manifestaciones públicas, todas ellas espontáneas, no solamente ha hecho referencia a la reciprocidad de esa relación, que -según él- sostienen desde hace más de 19 años. Al punto que ha llevado a que los hijos de Uribe Vélez lo consideren como su hermano. A esto se suman sus manifestaciones de afecto, casi que, de idolatría, cuando se refiere a Uribe como el gran colombiano y el personaje más importante de los últimos 100 años en Colombia. Así, se desborda la simple estima y se ubica en el ámbito de la amistad íntima, como se encuentra plenamente probado en el expediente.

Con respecto a la recusación que interpuso José Luis Barceló, Cepeda dijo que el exmagistrado reveló que, por solicitud del representante Rodríguez, se reunió con él en varias oportunidades durante el 2018. En esos encuentros, Rodríguez abogó y preguntó por la suerte de Uribe y, por lo menos en dos oportunidades, le preguntó si iba a librar orden de captura en su contra.

Cepeda además advirtió que se encuentra suficientemente probado en el expediente, que el representante Edward Rodríguez instruye el radicado 5.144 de la Comisión de Acusaciones de la Cámara desde el 3 de abril de 2019, a pesar de estar inhabilitado e impedido para hacerlo.

Agregó que contrario a lo dicho por la defensa de Rodríguez, existen abundantes pruebas de que antes de ser designado investigador coordinador, había asumido la defensa pública de Álvaro Uribe, lo que lo obligaba a declararse impedido para asumir su instrucción.

Pero no solo eso, la defensa de Rodríguez pretende hacer incurrir en error a la magistratura aduciendo que el comportamiento de su defendido no solo es de investigador, sino también de congresista y “ciudadano activo”, por lo que las causales de impedimento deben ser “traducidas” a su condición de miembro del Congreso, “con el interés -y el deber político- de opinar sobre hechos relevantes para su electorado y partido político”.

“De lo anterior, se puede inferir que el representante Rodríguez considera procedente instruir el radicado de la Comisión de Acusaciones y, entre tanto, en ejercicio de su rol político o como ciudadano activo, adelantar campañas de descrédito y persecución en contra de la Corte Suprema de Justicia, sus magistrados, la víctima y los testigos de cargo, en actuaciones judiciales relacionadas con los hechos que investiga”, advirtió Cepeda.

Al concluir, Cepeda insistió en que los fundamentos de todo orden demuestran la relación existente entre la investigación del radicado 5.144 de la Comisión de Investigación y la instrucción 52.240 de la Corte Suprema. Señaló que Edward Rodríguez pretende eludir su responsabilidad, aduciendo que la investigación que se adelanta en la Comisión de Acusación de la Cámara guarda relación únicamente con la instrucción (51.699) que la Corte Suprema de Justicia sigue contra el representante Nilton Córdoba Manyoma, por su presunta participación en el “Cartel de la Toga” y no con la instrucción (52.240) contra Álvaro Uribe.

Procuraduría le da un espaldarazo al representante Rodríguez 

En medio de la diligencia, la Procuraduría General de la Nación le pidió al Consejo de Estado mantener en firme la investidura del Representante Edward Rodríguez.

De acuerdo con el representante del Ministerio Público ante el Consejo de Estado, el congresista “ha obrado conforme a la Constitución y la Ley y siguiendo los procedimientos establecidos, por lo que no existe ningún conflicto de intereses en la investigación contra el exmagistrado José Luis Barceló por presuntas interceptaciones ilegales y advirtió que son dos procesos totalmente diferentes, el que se adelantaba contra Alvaro Uribe Vélez y el que se investiga contra el congresista Nilton Córdoba”.

Anuncios