Carlos Antonio Lozada defiende crimen de Álvaro Gómez Hurtado perpetrado por las Farc

El antiguo comandante en jefe de las disueltas FARC, Julián Gallo, alias ‘Carlos Antonio Lozada’, ha insistido este jueves durante su primera sesión ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en que la guerrilla asesinó al excandidato presidencial Álvaro Gómez Hurtado en 1995 porque fue “uno de los responsables de desatar conflicto armado” en Colombia.

Gallo ha argumentado que el político conservador fue “una de las personas responsables de haber desatado un conflicto armado de más de 50 años, dejando miles de víctimas en Colombia”, como las producidas en la década de 1960 durante “una campaña militar contra un asentamiento campesino”, acusado por el propio Gómez Hurtado de no reconocer la autoridad del Estado.

Estas denuncias de Gómez Hurtado en el Congreso provocaron, ha explicado Gallo, que “los campesinos tomaran la decisión de alzarse en armas declarándose perseguidos por la oligarquía y el latifundismo”, según ha publicado el periódico colombiano ‘El Espectador’.

Anuncios

Las comparecencia de Gallo se produce después de que el pasado 3 de octubre la antigua plana mayor de la ya disuelta guerrilla reconociera en una misiva dirigida a la JEP que las FARC eran responsables del asesinato de Gómez Hurtado, su escolta, y otras cuatro personas, entre ellas el general del Ejército Fernando Landazábal y el paramilitar y representante a la Cámara Pablo Emilio Guarín.

Poco después reveló a la prensa que el fue quien mandó ejecutar la orden de asesinato de Gómez Hurtado, que procedía de Jorge Briceño, alias ‘Mono Jojoy’, a través de la ‘Red Urbana Antonio Nariño’, que estaba bajo su mando. Este jueves ha detallado que tres de los cuatro guerrilleros que llevaron a cabo el plan han fallecido y el otro se halla en paradero desconocido.

Gallo, quien ahora ejerce como senador de Comunes, el renombrado partido surgido de la disolución de las FARC, ha explicado que la guerrilla se demoró en cometer el asesinato porque no fue hasta los 90 cuando se logró cierta “estructura” para llevar a cabo este tipo de actos.

Así, ha señalado que el objetivo era trasladar el conflicto a las ciudades con el fin de que “las élites, que se han involucrado con la violencia y se han lucrado de ella, comenzaran a sentir el deseo de terminar el conflicto armado”.

En el caso del general del Ejército Fernando Landazábal, “claramente un objetivo militar”, Gallo ha justificado el atentado asegurando que se trataba de “uno de los ideólogos de la guerra contra la insurgencia”, la cual, ha dicho, “no se limitaba a la lucha contra las estructuras armadas” sino también al “asesinato de dirigentes sociales, líderes sindicales y de la izquierda”.

Un día antes de la comparecencia de Gallo, el ahora secretario general de Comunes y antiguo líder de la guerrilla, Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, acudió a su cita con la JEP en donde reveló que se abordó la posibilidad de atentar contra el expresidente Juan Manuel Santos, aunque pronto se descartó por “la falta de ética” que supondría atentar contra quien se negociaba la paz.

En relación al caso de Gómez Hurtado, Londoño aseguró que los distintos comandos de las FARC actuaban de manera individual y que él se enteró del asesinato “como tres días después, a través de un comunicado de Jorge Briceño”.

‘Carlos Antonio Lozada’ pide disculpas

Después de su comparecencia ante la JEP, ‘Carlos Antonio Lozada’ ha emitido un comunicado pidiendo disculpas si tras su declaración alguien ha sentido que estaba justificando estos asesinatos.

“Entendemos el dolor de las víctimas y creemos que es el momento de los reconocimientos. Si en algún momento ha parecido que me estoy justificando, pido me disculpen. Nunca ha sido mi intención”, ha expresado.