Lo + Confidencial

Bogotá se recupera tras vivir una noche de terror

Bogota-Ejercito

La noche del 22 de noviembre será recordada como la noche en que los bogotanos vivieron horas de terror colectivo tras los desmanes al sistema TransMilenio, el pánico generado por una ola de supuestos asaltantes en los barrios del sur de Bogotá y el toque de queda declarado por el Alcalde Enrique Peñalosa.

El rumor de que delincuentes iban a meterse a conjuntos corrió en toda la ciudad en cuestión de segundos, donde videos y fotografías  mostraban a hombres bajándose de camiones para intimidar, sin que en ningún momento se evidenciara el ingreso de estos a los apartamentos o casas de los bogotanos para extraer elementos de alto valor.

Esto obligó a los habitantes de los barrios Castilla, Tintal, Patio Bonito, Carimagua, la Colina, Ciudad Verde en Soacha a armarse con palos y bates para defenderse en el caso de que su lugar fuera tomado por posibles asaltantes.

Si bien presentaron graves alteraciones de orden público en Bogotá durante el día, incluyendo robos en locales comerciales, daños en las estaciones del sistema TransMilenio y el incendio de una sede bancaria, lo cierto es que pocos pudieron comprobar la supuesta llegada a las casas de grupos criminales a las viviendas.

Tras la declaración del toque de queda soldados de los diferentes batallones del Ejército Nacional con sede en Bogotá, salieron a patrullar las calles y avenidas reforzando la labor de la policía, en algunas ocasiones transportándose en tanques de guerra, lo que algunos llegaron a considerar como un acto exagerado.

El Alcalde Enrique Peñalosa en su cuenta de twitter informó a los ciudadanos que hay una campaña orquestada para crear terror en residentes de apartamentos en relación con el ingreso de vándalos a robar.

Previous ArticleNext Article