Augusto Sandino y Sebastián Pii hablan de ‘Entre la niebla’, filme que se estrena en enero

El cine colombiano estrenará el 2022 con el lanzamiento de Entre la niebla, película dirigida por Augusto Sandino. El filme tuvo su estreno mundial en el Festival Tallinn Black Nights – PÖFF, el más grande de Clase A del norte de Europa y en Colombia se estrena el próximo 13 de enero.

De entrada, podría decirse que Entre la niebla es un filme sin igual en Colombia. El director rompe con los cánones que buscan seguir etiquetando el arte en géneros y estilos. No es claro si se trata de un relato de ciencia ficción, un drama social o algo con carácter apocalíptico. Además, tiene un trasfondo ambiental que clama por la preservación del Páramo de Sumapaz, locación en la que se llevó a cabo el rodaje.

Como referentes podría decirse que se relaciona con Monos de Alejandro Landes, aunque la historia y su tratamiento distan mucho.

Cada quién podría salir de la sala con una lectura distinta de la película, ya que toca distintas temáticas que están muy marcadas, pero al preguntarle a Augusto sobre cómo él percibía su filme nos contó que “es una película de amor con un hijo que quiere despedir a su padre de la vida. Es una carta de despedida. Es una película que sin regodearse en la tristeza apela a la fantasía e imaginación para invitar al espectador a que viva una experiencia que busca ser sensorial con las imágenes y el sonido para que haya una sensación única”.

El rodaje de Entre la niebla dio entre 2017 y 2018. El argumento parece quedar ceñido a Sebastián Pii, protagonista del filme que interpreta a F, y que con su presencia se impone como un personaje llamativo para el espectador.

“Alguien dio la idea: ‘Está este personaje, usted es un buen director, puede crear una idea interesante, conózcanse y plantéense algo’. Al mes hubo un bosquejo. No fue una historia pensada con antelación, sino que fue pensada en un personaje con mis cualidades y hace que el guion sea más personalizado”, me dice Sebastián, que además cuenta con su proyecto aparte como autorretratista.

Sebastián y Augusto se conocieron en un cortometraje que el director producía. Antes de incursionar como intérprete en el cine, Sebastián cuenta que se dedicaba a explorar su cuerpo usando la plasticidad como herramienta narrativa en conceptos de belleza.

“La película era la oportunidad de seguir alargando la interpretación del desnudo en una pieza audiovisual más completa y formada. Desde muy pequeño he explorado mi cuerpo desde el arte y la desnudez. Siempre me ha gustado lo plástico y creo que la fotografía era el campo coherente para poder expresarme frente a críticas y cosas que uno vive por ser distinto”, expresa Sebastián.

Volviendo a Entre la niebla, mientras el protagonista se auto descubre en un espacio alejado de la comunidad, intenta encontrar su libertad a la vez que cuida de su padre, quien se encuentra con su salud deteriorada. De reojo es notable cierta vibra apocalíptica con lo medioambiental, pero el personaje se mantiene enfocado en ser libre.

“La libertad no es lo contrario a confinamiento. Es un espacio donde puedes estar profundamente solo y de esa soledad es de lo que trata la película ¿Qué pasa cuando estás profundamente solo y empiezas a sentirte prisionero de esa soledad? Creo que esos miedos y prisiones las tenemos por dentro. Lo que él busca en la película es despedir a su padre y escaparse. (La película) está permanentemente desafiando al espectador con acertijos y eso es lo que es la vida misma”, dice Augusto.

Más allá del resultado artístico que es el filme, el director y su grupo de trabajo hicieron un intercambio que le permitiera a la comunidad de Sumapaz recibir un beneficio más allá del mensaje implícito de cuidado ambiental que trae Entre la niebla. Se hicieron talleres de alfabetización audiovisual, y por parte de Augusto hubo una fuerte investigación previa de la geografía, política, clima y medio ambiente de Sumapaz.

Probablemente, esta historia no podría haber sido posible sin el protagonismo de Sebastián, pues el argumento está ceñido a las características de él y de la relación forjada con el director. Sobre el aporte más grande que Sebastián recalca del filme fue atreverse a sumergirse desnudo en una laguna del Páramo de Sumapaz.

“Sabía que la temperatura en la laguna podía ser muy baja. Era importante cuidar mi salud y determinar que hubiera paramédicos, porque no sabía cómo iba a reaccionar mi cuerpo a esa temperatura. Había una inclemencia del clima. Antes tuve experiencias similares en las que mi cuerpo dio resultados óptimos. No estaba asustado, pero tenía la preocupación. Es disposición y si la tienes, lo haces”, recalca el actor.

Para Sebastián, Entre la niebla “es un avance, una evolución como artista”; mientras que Augusto deja claro que para él “es una película profundamente personal”. Lo cierto es que cada colombiano podrá sacar sus propias conclusiones al respecto el próximo 13 de enero, fecha en la que habrá lanzamiento nacional en las salas de cine del país.

Tráiler

Le puede interesar: ENTREVISTA: El director Iván Guarnizo habla del documental ‘Del otro lado’

Julián Gómez [email protected]

Periodista de Confidencial Colombia desde 2018. Comunicador social en proceso de grado como profesional. He trabajado como periodista deportivo y me especializo también en periodismo cultural y de entretenimiento. Además, he podido estar en radio universitaria y en YouTube reseñando música.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password