Arturo Char sería el salvador de los cuatro meses de vacaciones de los congresistas

En momentos en que los congresistas buscan afanosamente ganarse el favor de la población votante y así reelegirse en el cargo, mostrándose incluso a favor de recortar las vacaciones del legislativo, su presidente Arturo Char, parece no jalarle al tema.

En la agenda del día no incluyó el  proyecto de ley que busca disminuir los períodos de descanso del Congreso de la República, que al finalizar el año va desde el mes de diciembre hasta la segunda  semana de marzo, coincidiendo en muchas ocasiones con el inicio de la Semana Santa y a mitad de año arranca desde junio hasta el 20 de julio.

Sorprendentemente el presidente del Senado ha preferido darle prioridad en la agenda a proyectos de ley como el del Carriel, dejando por fuera de la agenda esta iniciativa del representante a la cámara Gabriel Santos, que de no ser discutida en lo que queda de la semana, sería hundida y las vacaciones de los congresistas quedarín a salvo, por obra y gracia de Arturo Char.