El top siete de accidentes en las Fuerzas Militares durante la última década

El accidente del helicóptero UH-60 Black Hawk, del Ejército Nacional, ocurrido en el departamento del Guaviare y que dejó como saldo trágico la muerte de nueve militares, es el más reciente siniestro de este tipo; sin embargo no ha sido el único, ya que en la última década se han registrado varios eventos de este tipo en el país.

Sobre el accidente de las últimas horas en Guaviare no hay un versión definitiva sobre qué pudo haberlo causado, y no se descarta un ataque de las disidencias de las Farc, grupo armado ilegal que opera en esa zona y  contra quien iba dirigido una ataque de militares que se disponían a descender de la aeronave antes del siniestro.

En este hecho perdieron la vida nueve militares:

1. Oficial piloto (Cuyo nombre se mantiene bajo reserva por el delicado estado de salud de su madre).
2. Sargento Segundo Nelson Fernando Martínez Blanco. Tripulante de vuelo.
3. Soldado profesional Deimer Luis González González.
4. Soldado profesional Jesús Alberto Reina Sanjuan.
5. Soldado profesional Jimmy Rentería Mosquera.
6. Soldado profesional Ilder Antonio Tobón Castrillón.
7. Soldado profesional Luis Valencia Carrillo.
8. Soldado profesional Elquin Eduardo Vargas Guerrero.
9. Soldado profesional Senen Vargas Suarez.

Además, se reporta la desaparición de otros dos militares que se cree están al interior del helicoptero que permanece sumergido en aguas del Río Inírida:

1. Sargento Viceprimero, Flaudio Rojas Gómez. Jefe de tripulación.
2. Soldado profesional José Elmer Vergara.

El top siete de accidentes en la última década

Confidencial Colombia realiza el top siete de este tipos de accidentes que recientemente han llenado de dolor al Ejército y al resto de las Fuerzas Militares y que incluso han cobrado la vida de generales de la República.

Comenzamos con el accidente ocurrido el ocurrido el 21 de abril de 2010 en jurisdicción de Chaparral (Tolima), fecha en la que dos helicópteros que participaban en una operación de búsqueda del entonces máximo líder de las Farc, Alfonso Cano, terminó en una tragedia al interior de la FF.MM luego que las aeronaves colisionaran en el aire.

El siniestro entre un Bell 222 de Vertical de Aviación y un Hughes 500 matrícula FAC4255 de la Fuerza Aérea Colombiana, se dio cuando ejecutaban maniobras de despegue, este accidente cobró la vida de de seis militares, entre ellos  la del brigadier general Fernando Joya, quien comandaba la recién creada Fuerza de Tarea del Sur del Tolima.

Por otra parte, el 18 de febrero de 2011, se registró en las estribaciones de la vereda Galanes, a 50 minutos del casco urbano del municipio de Rionegro, Santander el accidente del helicóptero Bell Ranger 206B de matrícula HK- 4594, donde viajaban el brigadier general Alfredo Bocanegra Navia, comandante de la Quinta Brigada; el soldado profesional Germán Alonso Hurtado, escolta del alto oficial; el teniente John Alexander Salcedo y el piloto Jaime Landínez.

Las causas de este siniestro fueron asociadas al mal tiempo, y al parecer una falla mecánica contribuyó a que se diera la tragedia.

Otro accidente al interior del Ejército fue el ocurrido el el 28 de junio de 2016 en jurisdicción del municipio de Pensilvania, CaldaS. En este siniestro murieron 17 militares luego que la aeronave que volaba entre Quibdó (Chocó) y Tolemaida (Tolima), se precipitara a tierra al parecer por el mal tiempo en la zona.

El comandante del Ejército de la época, general Alberto José Mejía informó que en el lugar del accidente se percibió que el helicóptero MI–17 no explotó, sino que, después de haber despegado y de enviar su último reporte a 35 millas al norte de Mariquita, se partió aparentemente al caer a tierra por las condiciones climáticas del lugar.

Posteriormente, el 1 de mayo de 2017 se produjo otro accidente,  e esta oportunidad fue una aeronave Cessna 208B Grand Caravan, de matrícula EJC 1130, que estaba al servicio del Ejército Nacional desde noviembre de 2006.

En este siniestro perecieron dos pilotos, un tripulante de vuelo, un teniente coronel, un cabo y tres civiles luego que la aeronave se precipitara contra cerro Manjui en Cundinamarca.

De acuerdo con la versión de las Fuerzas Militares, la avioneta, con capacidad para 14 personas, partió desde Tolemaida (Tolima), rumbo a Guaymaral, aeropuerto ubicado en el norte de Bogotá. El vuelo no debía durar más de media hora. Pasados algunos minutos de vuelo, la aeronave se perdió de los radares y fue cuando reportaron la emergencia.

Además, el 18 de octubre de ese mismo año un helicóptero HUEI II que partió desde el batallón Pedro Nel Ospina con destino a Tolemaida, se estrelló en zona rural de Copacabana, al norte de Medellín. Diez personas resultaron heridas. No hubo muertos.

Adicionalmente, el 16 de enero de 2018 se registró la caída del helicóptero MI 17 en Segovia, Antioquia, con 10 tripulantes a bordo. Todos fallecieron.

La aeronave con matrícula EJC 3380, se desplazaba entre los municipios de Caucasia y Segovia y llevaba a bordo ocho militares y dos civiles. De acuerdo a la versión oficial, el aparato se precipitó a tierra cuando realizaba “una misión de movimiento aéreo”.

Finalmente, otro accidente que podemos destacar fue el ocurrido el pasado 12 de agosto de 2019, donde fallecieron dos militares que realizaban show aéreo de Feria de las Flores en Medellín.

El siniestro se dio durante durante el Desfile de Silleteros cuando los militares que iban colgados en helicópteros de la Fuerza Aérea, pendían de una cuerda y sostenían una bandera. Dos lo hacían con la de Colombia y otros dos con la de Antioquia.

Según información de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), las víctimas mortales fueron identificados como los suboficiales Técnico Subjefe Jesús Mosquera y Técnico Cuarto Sebastián Gamboa Ricaurte, ambos hombres pertenecientes a la especialidad de Seguridad y Defensa de Bases Aéreas, integrantes de los Comandos Especiales Aéreos del Comando Aéreo de Combate No. 5 de Rionegro, Antioquia. Que murieron luego que la cuerda que los sostenía se desprendiera en el aire.