Libros y autores

Gabo ya tiene un ganador de cuento

Publicidad

Este viernes 21 de Noviembre, desde el Teatro Colón de Bogotá y en presencia del presidente Juan Manuel Santos, se dio a conocer el ganador de la primera versión del Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez. El escritor argentino Guillermo Martínez se llevó el galardón de entre 145 postulados con su obra ‘Una felicidad repulsiva’.

El Teatro Colón de Bogotá fue escenario del evento de premiación de la primera edición del galardón que apunta a convertirse en uno de los más importantes para el habla hispana, el Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez.

 

A la convocatoria creada por la Biblioteca Nacional y el Ministerio de Cultura se presentaron 145 propuestas, de las cuales fueron aceptadas 125 y posteriormente nominados 2 argentinos, un mexicano, un español y un chileno como finalistas de esta primera edición.

 

La escritora española Cristina Fernández Cubas, el escritor y periodista salvadoreño, radicado en Tegucigalpa, Horacio Castellanos Moya; el académico y escritor mexicano Ignacio Padilla; el periodista y escritor argentino Mempo Giardinelli; y el escritor, caricaturista y periodista colombiano Antonio Caballero, conformaron el jurado. 

 

Con la entonación del Himno Nacional se dio inicio al acto de entrega del premio que honra la memoria del colombiano más universal y uno de los escritores más populares del mundo, Gabriel García Márquez.

 

“El cuento tiene ahora un galardón a la altura de su medida” así lo manifestó la directora de la Biblioteca Nacional, Consuelo Gaitán, quien se dirigió a los asistentes recordando que García Márquez avaló y autorizó su nombre para este premio y en los próximos 20 años.  

 

La Ministra de cultura, Mariana Garcés, anunció y entregó en compañía del Presidente de la República, el Premio Hispanoamericano de Cuento al escritor argentino Guillermo Martínez por su obra ‘Una felicidad repulsiva’.

 

El mandatario le dio las “más cálidas felicitaciones al ganador” y expresó que “la lectura es la herramienta cultural más eficaz para lograr la equidad”. Asimismo señaló que la iniciativa Leer es mi cuento, se busca “duplicar los índices de lectura y sobre todo incentivarla como un disfrute”.

Publicidad

 

El maestro Adolfo Pacheco al son del vallenato, uno de los ritmos favoritos de Gabo, dio clausura a la jornada.  

 

¿Quién es Guillermo Martínez?

 

Nació en Bahía Blanca, en 1962. Se doctoró en Ciencias Matemáticas en la UBA y residió dos años en Oxford con una beca de posgrado. Actualmente está dedicado únicamente a la literatura. Es autor de los libros de cuentos ‘Infierno grande’ y ‘Una felicidad repulsiva’, de las novelas ‘Acerca de Roderer’, ‘La mujer del maestro’, ‘Crímenes imperceptibles’ (traducida a treinta y siete idiomas y llevada al cine por el director Alex de la Iglesia), ‘La muerte lenta de Luciana B.’, elegida en España entre los diez libros del año, y ‘Yo también tuve una novia bisexual’ (todos ellos publicados por Editorial Planeta).

 

También publicó los libros de ensayos Borges y la matemática, La fórmula de la inmortalidad y Gödel (para todos), este último en colaboración con Gustavo Piñeiro. Ha obtenido entre otros, los premios del Fondo Nacional de las Artes, el Konex y el Planeta 2003. Es uno de los escritores argentinos más traducidos en el mundo. Uno de sus cuentos fue publicado en The New Yorker. 

 

Martínez tomó parte en International Writing Program de la Universidad de Iowa y fue becado por el Banff Centre for the Arts y las fundaciones MacDowell y Civitella Ranieri. Es colaborador frecuente de distintos medios para los que escribe artículos y reseñas. También ha dictado clases de escritura creativa en la universidad de Columbus, en Estados Unidos; en el Malba, la Fundación Tomás Eloy Martínez, la Universidad de Virginia y en la actualidad en la Maestría de Escritura Creativa de la Untref. 

 

Una felicidad repulsiva, de Editorial Planeta de Argentina 

 

Tensados por una variante propia y sutil del suspense, los cuentos reunidos en este libro pueden llevar por leves pendientes de una felicidad familiar perfecta al descubrimiento más macabro, o encontrar derivaciones dramáticas insospechadas de la fricción entre ciencia y religión, o debatirse entre el sexo y la muerte. Con ráfagas de humor negro y registros variados, estas once piezas bordean la línea tenue que separa la locura de la cordura, la fatalidad de la coincidencia, y el sueño de la pesadilla.

Previous ArticleNext Article