Trump pierde a Kellyane Conway, una de sus asesoras más leales

Kellyanne Conway

Kellyanne Conway, asesora del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y una de sus más fervientes defensoras públicas en estos últimos cuatro años, ha anunciado este domingo su dimisión, alegando que quiere pasar más tiempo con su familia.

Conway tuvo un papel clave en la campaña que empujó a Trump a la Casa Blanca en 2016 y, tras la victoria del magnate, ejerció labores de asesoría que compatibilizó con numerosas declaraciones a los medios de comunicación que le han llevado a ser uno de los rostros más reconocibles de la actual Administración.

Con las próximas elecciones a poco más de dos meses vista, Conway ha anunciado que a finales de agosto dirá adiós a su actual cargo. “Es mi decisión y mi voz totalmente. A su debido momento, anunciaré planes futuros. Por ahora, y para mis queridos hijos, seré menos drama y más mamá”, ha explicado en un comunicado.

La asesora ha afirmado que quiere pasar más tiempo con sus cuatro hijos en un momento en el que estos deberán seguir su educación desde casa por las restricciones derivadas de la pandemia de COVID-19. “Como millones de padres saben, los hijos que asisten a clase desde casa requieren un nivel de atención y vigilancia poco habitual en estos tiempos”, ha declarado.

Anuncios

Los “cambios” anunciados también se extienden a su marido, George Conway, uno de los principales responsables del Proyecto Lincoln, que aglutina a republicanos descontentos con Trump. También él ha anunciado en Twitter que deja su puesto actual para pasar más tiempo con su familia, aunque ha matizado que sigue comprometido con la “misión” del Proyecto Lincoln.

Kellyanne Conway ha reconocido en su nota que puede discrepar “mucho” con su marido, pero ambos están “unidos en lo que más importa: los niños”.

Trump, de hecho, no ha dudado en criticar públicamente al marido de su aliada, especialmente después de que este asegurase que el presidente no era mentalmente apto para sentarse en el Despacho Oval. El mandatario le dijo entonces que era “un perdedor total” y que estaba “celoso” de su esposa.

El mandatario no se ha pronunciado públicamente sobre la salida de su aliada, que por ahora no parece quedar repudiada de la primera línea. Fuentes citadas por NBC News han asegurado que Conway tomará la palabra el miércoles en la Convención Nacional Republicana, tal como estaba previsto.