Trump a un paso de irse por la puerta de atrás, Cámara vota a favor del ‘impeachment’

trump-afp

La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado este miércoles iniciar un proceso de juicio político (‘impeachment’) contra el presidente, Donald Trump, acusado de “incitación a la insurrección” por su rol en el asalto al Capitolio que llevaron a cabo sus partidarios.

La votación se ha saldado con 232 votos a favor y 197 en contra, cuando el límite para aprobar el juicio político se ubicaba en 217. Al voto favorable de los demócratas de la Cámara de Representantes, mayoría en la Cámara Baja estadounidense, se han unido varios legisladores republicanos, entre los que destacan John Katko, Liz Cheney o Jamie Herrera.

Aunque el número de republicanos que finalmente se ha decidido por apoyar el ‘impeachment’ no ha estado claro hasta la votación, el apoyo de estos legisladores subraya su descontento por el incidente del Capitolio, que tuvo lugar la semana pasada, durante la certificación de la victoria de Joe Biden en el Congreso.

Anuncios

Al inicio del debate, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha señalado que Trump es un “peligro claro y presente” para Estados Unidos, subrayando que “el presidente incitó está insurrección, está rebelión armada contra nuestro país”, según ha informado la cadena de televisión CNN.

Además, ha agregado que el magnate neoyorquino ha mentido “repetidamente” sobre el resultado de las elecciones presidenciales, celebradas en noviembre, y ha puesto en duda la democracia. De forma paralela, ha tildado a las personas que irrumpieron en el Capitolio de “terroristas domésticos” y ha hecho hincapié en que Trump “los envió” al edificio. “No son patriotas”, ha remachado, marcando distancia con el adjetivo con el que el mandatario les ha definido.

“El presidente debe someterse a un ‘impeachment'”, ha zanjado. El texto presentado sostiene que Trump repitió afirmaciones falsas sobre su supuesta victoria en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre y arengó a sus seguidores en un discurso retransmitido el propio 6 de enero.

Los plazos impiden destituir a Trump antes del 20 de enero, fecha en la que Biden tomará posesión como presidente de Estados Unidos, pero sí permitirían inhabilitarle para ejercer cargos públicos y presentarse a la reelección en 2024.

Trump se convertirá con este proceso en el primer presidente de Estados Unidos en ser sometido a dos procesos de destitución después de que en febrero de 2020 fuera absuelto tras ser acusado de abuso del poder presidencial y obstrucción al Congreso por presionar a dirigentes de Ucrania para que investigaran a Biden y a su hijo Hunter por sus actividades empresariales.