Internacional

Theresa May presenta el esperado Libro Blanco del Brexit al Parlamento

Publicidad

El Libro Blanco expone la salida del Reino Unido del Mercado Único Europeo, pero la premier quiere agregarle a este la posibilidad de integrar un nuevo acuerdo comercial con la UE, para que las empresas británicas puedan trabajar libremente como lo están ahora con la Unión Europea, es decir quieren salirse, pero no de todo.

 

Este jueves la primera ministra británica, Theresa May, entregó el denominado ´Libro Blanco´, donde se exponen detalladamente los 12 puntos base que el Reino Unido aplicará en caso de ser finalemente aprobado para salir de la Unión Europea.

 

 

Según May, se les reconocerán los derechos a los tres millones de inmigrantes de la Unión Europea en suelo británico en las negociaciones con Bruselas.

 

 

Por su parte, el ministro para el Brexit, David Davis recordó en la Cámara de los Comunes que “muchos países de la UE” estaban dispuestos a alcanzar un acuerdo de igualdad con el Reino Unido antes de la aplicación del Brexit, pero que fue obstaculizado por intervenciones y opiniones de otros países.

 

 

Uno de los puntos más importantes expuestos en esta iniciativa separatista, es evaluar y considerar la nueva postura ante la llegada de los inmigrantes a territorio británico y ante esto el Davis sostuvo, “Estamos considerando cuidadosamente las opciones para recuperar el control sobre el número de inmigrantes de la UE en el el Reino Unido”, y agregó, “Es importante que entendamos el impacto en diferentes sectores de la economía y del mercado laboral, por lo que nos aseguraremos de que las empresas y las comunidades expresen sus puntos de vista”, finalizo el llamado ministro del Brexit.

 

Publicidad

 

Por otra parte, Davis se comprometió a someter las nuevas reglas de inmigración a votación parlamentaria y mantener hasta 2018 los derechos de los estudiantes del bloque en las universidades británicas.

 

 

Básicamente el Libro Blanco expone la salida del Reino Unido del Mercado Único Europeo, pero la premier quiere agregarle a este la posibilidad de integrar un nuevo acuerdo comercial con la UE, para que las empresas británicas puedan trabajar libremente como lo están ahora con la Unión Europea, es decir quieren salirse, pero no de todo.

 

 

“Tenemos la confianza en que el Reino Unido y la UE puedan alcanzar un acuerdo positivo y en beneficio de ambos, y con ese espíritu iniciamos la aproximación a las negociaciones”.

 

 

“En todo caso, aprobaremos la legislación necesaria para garantizar el funcionamiento de nuestra economía y mitigar el impacto”,finalizó Davis.

 

Previous ArticleNext Article