Perú suspende vuelos desde Reino Unido, India, Brasil y Sudáfrica por COVID-19

700x420_ukraine-international-aviones

Las autoridades de Perú han informado de que los vuelos desde Reino Unido, India, Brasil y Sudáfrica seguirán suspendidos por el momento con el objetivo de impedir la posible entrada de otras variantes del coronavirus al país.

La medida, anunciada cuando el país cuenta con 1,8 millones de casos y más de 62.100 fallecidos a causa de la pandemia, ha sido anunciada en plena segunda ola.

Así, hasta el 30 de mayo estará prohibida la entrada de extranjeros no residentes que procedan de estos cuatro países o hayan realizado escala en los mismos durante los 14 días previos.

El Ejecutivo evaluará cada 15 días la posibilidad de levantar esta medida, si bien ha resaltado que busca evitar una mayor propagación del virus en plan emergencia sanitaria, según informaciones de la emisora RPP.

Los vuelos con Reino Unido y Sudáfrica están suspendidos desde diciembre de 2020, mientras que con India y Brasil se remonta a enero de este año.

El ministro de Sanidad, Óscar Ugarte, ha señalado que el Gobierno ha firmado un nuevo contrato con la farmacéutica Sinopharm para adquirir otras 500.000 vacunas contra el coronavirus. “Ya hemos firmado un contrato adicional por 500.000 dosis que deben estar llegando, de repente, la próxima semana”, ha aseverado.

“No sólo se ha firmado contrato, ya se pagó y, por lo tanto, van a venir 500 000 y podrían venir otras cantidades”, ha especificado antes de afirmar que después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobara las vacuna de Sinopharm para tratar la enfermedad el Gobierno ha tenido información suficiente “para cubrir el vacío que había previamente y por lo cual no se le daba el registro condicional”.

No obstante, se ha mostrado optimista y ha expresado que la evaluación del Gobierno apunta a una “desaceleración” de los contagios. “Podríamos decir que se está iniciando un declive en la curva”, ha manifestado.

“A partir de la experiencia del año pasado y de la experiencia en otros países, esa reducción de una curva, incluso a niveles muy bajos, no impide que pueda haber una tercera ola”, ha alertado.