Internacional

Gran Bretaña en un callejón sin salida: Parlamento rechaza el Brexit de May

Theresa-May-Brexit

Theresa May, afronta este martes la peor derrota que un primer ministro haya sufrido en la historia británica, luego que el Parlamento rechazara el acuerdo de salida de la UE (Brexit) por una aplastante mayoría de 230 votos (202 a 432).

Como consecuencia, May pidió la convocatoria de una moción de confianza para este mismo miércoles. Además, anunció que pondría su cargo a disposición del Parlamento.

“Ante este resultado, es necesario conocer si la Cámara aún apoya a este Gobierno, así que solicito que se active la moción de censura convocada por [el líder de la oposición] Jeremy Corbyn para que se vote este mismo miércoles”, anunció la primera ministra.

Con un último desesperado alegato a favor de su acuerdo, Theresa May había cerrado el debate sobre el pacto de salida de la UE pidiendo a toda la cámara “cumplir con la decisión del pueblo británico” entre los abucheos ocasionales de parte de sus diputados.

Antes de la votación definitiva, los diputados votaron en contra de una enmienda para eliminar la “salvaguarda” del acuerdo de salida por un aplastante margen de 576 votos, 24 a 600. Entre los asistentes a la cámara, una diputada laborista, Tulip Siddiq, asistió en silla de ruedas tras retrasar su parto por cesárea hasta mañana, lo que da una señal de la importancia de esta jornada para todos los miembros.

Por su parte, el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, rechazó el acuerdo por ser “dañino para el país”. Sin embargo, dijo que “no basta con estar en contra de algo, sino que hay que estar a favor de algo”, argumentó Corbyn. Aun así, el líder de la oposición insistió en la convocatoria de elecciones para que “el pueblo tome el control”.

Tras este resultado, Corbyn tendrá dos presiones distintas dentro de su grupo parlamentario: una para poner en marcha la moción de censura contra May y otra para cambiar su postura y situarse a favor de un segundo referéndum, una posición que ya aprobó la mayoría de los militantes de su partido en la última convención laborista.

Con información de nuestro aliado ElEconomista.es


Síganos en Facebook

Previous ArticleNext Article