Ortega dice que recibió presiones del chavismo para procesar a Leopoldo López

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz -destituida ilegalmente en 2017 y exiliada en Colombia desde entonces-, aseguró en las pultimas horas que el número dos del ‘chavismo’, Diosdado Cabello, la presionó para que procesara al líder opositor Leopoldo López, que finalmente fue condenado a casi 14 de años de cárcel que ahora cumple bajo arresto domiciliario.

“Me presionaron para que yo dijera que el autor de la muerte de Bassil da Costa y Juan Montoya era Leopoldo. Me presionó Diosdado Cabello”, dijo Ortega en una entrevista concedida a Blu Radio en alusión a dos de los fallecidos durante las revueltas opositoras de 2014, que se saldaron con 43 muertos y miles de detenidos.

Ortega Díaz confesó que el fiscal del caso -que recibía “instrucciones” de “una de las personas que estaba al servicio del Gobierno”- decidió imputar al jefe de Voluntad Popular por homicidio y terrorismo, cargos que ella consideró exagerados.

La entonces jefa del Ministerio Público denunció que el caso de López no fue único. “Ellos en muchas ocasiones me presionaron y yo no cedí ante esas presiones. Me presionaban llamándome, incluso el mismo Nicolás Maduro”, ha relatado.

El fiscal de la causa contra López, Franklin Nieves, confesó, una vez exiliado en Miami, que había fabricado las pruebas contra el líder opositor porque la orden desde el Palacio de Miraflores era condenarle por delitos graves. “Es inocente (…) Le ponen preso porque le tenían miedo”, afirmó.

La exjueza Ralenis Tovar, que ordenó detener a López, ha asegurado -exiliada en Canadá- que lo hizo porque temía acabar como su compañera de profesión, María Lourdes Afuini, que acabó encarcelada por liberar a un empresario que llevaba tres años detenido sin juicio.

López fue condenado en 2014 a casi 14 años de cárcel por incitar a la violencia en las protestas contra el Gobierno de ese mismo año. El opositor venezolano fue puesto bajo arresto domiciliario -bajo condición de no hacer declaraciones políticas- el pasado mes de agosto tras pasar tres años en la prisión militar de Ramo Verde.

Cuatro años después

Voluntad Popular celebró en Twitter que Ortega Díaz se haya sumado a Nieves y Tovar para destapar el “montaje judicial” contra López y exigió que su líder sea liberado “inmediatamente”.

“Una vez más queda demostrada la inocencia de mi esposo”, ha dicho, por su parte, Lilian Tintori. “El juicio fue ilegal, las acusaciones fueron falsas, las pruebas fueron inventadas, los jueces y fiscales fueron amenazados”, ha subrayado.

El diputado Lester Toledo ha ido un paso más allá y ha reclamado que ahora, una vez que “la verdad ha salido a la luz”, los responsables de que López lleve cuatro años detenido “paguen” por los “daños causados” a él y a toda su familia.

Venezuela en el TPI

Por otro lado, Ortega Díaz se ha referió a la reciente decisión de la fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional (TPI), Fatou Bensouda, de abrir un examen preliminar a Venezuela por el uso de la fuerza contra manifestantes y los malos tratos a detenidos.

“Lo que la Corte debió hacer fue iniciar la investigación”, consideró. El examen preliminar es el paso previo a la apertura de una investigación formal que podría llevar a imputar y juzgar a personas individuales.

Sin embargo, ha advertido que la iniciativa de Bensouda podría verse frustrada por Haifa Aissami, la hermana del vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, que ha sido designada embajadora en La Haya.

“Terminaron creándole un cargo de embajadora ante La Haya. ¿Para qué Venezuela necesita una embajadora ante La Haya? Maduro tiene toda una estructura montada para evitar cualquier inicio de investigación”, ha señalado.

Ortega Díaz fue destituida de forma irregular el pasado 6 de agosto por la oficialista Asamblea Constituyente después de varios meses de disenso público con el Gobierno en los que criticó a Maduro y su equipo por las violaciones de los Derechos Humanos. Hasta entonces, era una de las fieles ‘chavistas’. Ahora se encuentra exiliada.