ONU pide a Ejército de Birmania que “deje de matar a manifestantes”

Michelle-Bachelet

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, condenó la muerte de más de 50 personas desde el inicio de las protestas contra la junta militar de Birmania y subrayó que “el Ejército debe dejar de matar y encarcelar a manifestantes”.

El miércoles se tuvo la jornada más mortífera desde el golpe de Estado del 1 de febrero, con al menos 38 víctimas mortales en distintas ciudades. La oficina de Bachelet confirmó al menos 54 fallecidos desde el golpe, aunque asume que la cifra real podría ser mucho más alta.

“Es completamente abominable que las fuerzas de seguridad estén disparando fuego real contra manifestantes pacíficos. También estoy consternada por los ataques documentados contra el personal médico de emergencias y ambulancias que intentan proporcionar ayuda a los heridos”, expresó la expresidenta chilena.

Otra de las variables que examina Naciones Unidas es la de los detenidos, con más de 1.700 arrestos arbitrarios que se extienden desde manifestantes anónimos a periodistas, activistas o figuras políticas de primer nivel, entre ellas la exlíder ‘de facto’ del Gobierno Aung San Suu Kyi.

La represión militar no ha logrado aplacar las protestas, ni siquiera después de la mortífera jornada del miércoles. Este jueves, cuando algunas familias están enterrando a sus muertos, miles de personas han vuelto a salir a las calles de distintas ciudades para reivindicar el fin de la junta militar y la vuelta del Gobierno civil.

Desde el 1 de febrero se han desplegado manifestaciones masivas en contra del Ejército, que instauró un golpe de Estados a Aung San Suu Kyi, quien ganó las últimas elecciones por voto popular.

Le puede interesar: En Nigeria anuncian la libertad de 279 niñas secuestradas