Internacional, Lo + Confidencial

México insiste en que en hubo golpe de Estado en Bolivia

El Gobierno de AMLO reiteró ofrecimiento de asilo al ex presidente boliviano
Canciller-Mexico

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, informó este lunes que el Gobierno todavía no ha tenido una respuesta del dimisionario presidente de Bolivia, Evo Morales, acerca de la oferta de asilo en México, y precisó que esta figura es una tradición en la política exterior de su nación.

“Respecto a la respuesta de ofrecimiento de asilo de México todavía no la tenemos pero en cuanto la tengamos la daremos a conocer”, dijo Ebrard en la conferencia de prensa de todos los días del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

La prensa mexicana cuestionó a Ebrard sobre si el Gobierno mexicano permitiría la entrada de Morales a México, a lo que el canciller respondió: “Sí, pues se lo estamos ofreciendo”.

Ebrard recordó que el asilo es un tradición mexicana que data desde la política exterior que se implementó especialmente a partir de la Doctrina Estrada, después de los años 30 del siglo pasado.

La Doctrina Estrada se fundamenta en aspectos de la política internacional, especialmente el principio de no intervención y derecho de autodeterminación de los pueblos y en entre otros puntos afirma que Gobiernos extranjeros no deberían juzgar Administraciones o cambios en las mismas de otras naciones ya que implicaría una violación a su soberanía.

En ese sentido, Ebrard defendió el principio de no intervención y expresó que “México no reconocerá al nuevo Gobierno” y por consiguiente respeta “al Gobierno legítimamente electo hasta el término de su periodo”.

Cuestionado sobre el “golpe militar” en Bolivia, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dijo que “en síntesis” es un “grave retroceso para la vida democrática” de toda la región.

Consideró que “suspenden” los derechos de las personas y dijo que México está “muy preocupado”.

Este domingo, Ebrard anunció que se habían recibido a 20 personalidades del Ejecutivo y Legislativo de Bolivia en la residencia oficial mexicana en La Paz.

El canciller dijo este lunes que tiene más solicitudes de personalidades de Bolivia que han expresado “su deseo de gestionar asilo en México”.

Sobre la renuncia de Evo Morales a la Presidencia de Bolivia, Ebrard señaló que lo que este domingo se produjo para el Gobierno mexicano es un golpe de Estado porque el Ejército pidió la renuncia del presidente.

“El Ejército de Bolivia pidió la renuncia del presidente y él (Evo) resolvió presentar su renuncia para evitar una guerra civil. Por consiguiente es un golpe (de Estado) porque el Ejército pidió la renuncia y eso violenta el orden constitucional en Bolivia”, explicó.

Al final de la conferencia, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, consideró que “fue amplia la respuesta y la postura muy clara” de su país sobre la situación en Bolivia.

“Desde ayer expresé mi reconocimiento al presidente Evo Morales porque prefirió renunciar a exponer la vida de sus

Publicidad
conciudadanos y esto es muy importante”, dijo el mandatario, quien suscribió la postura esgrimida por el canciller y aseguró que la SRE dará información “permanente” en el caso de Bolivia.

El funcionario también anunció que pedirá a la Organización de los Estados Americanos (OEA) una “reunión urgente” del organismo para evaluar la situación en Bolivia.

“Vamos a solicitar en consecuencia también reunión urgente de la OEA. Porque a pesar de la gravedad de los acontecimientos, lo que hubo ayer frente al pronunciamiento militar y las operaciones militares, fue el silencio”, dijo el colaborador del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ebrard consideró que el artículo más “esencial” que fundó la OEA es “la defensa de las libertades y la democracia”.

“¿Cómo entonces se puede guardar silencio frente a un acontecimiento de esta gravedad?”, continuó Ebrard, y por ello pedirá esta “reunión urgente” del organismo para que se pronuncie sobre la situación en Bolivia.

Recordó que México es “miembro” y estimó que muchos países coincidirán con él en cuestionar el “silencio” de este organismo ante el “pronunciamiento del Ejército exigiendo la renuncia del presidente en turno”.

“Hoy pediremos reunión urgente para tratar este tema porque es una interrupción de la vida democrática de un país”, dijo Ebrard, que afirmó que México está pendiente del tipo de gobierno que se configura tras la renuncia de Morales y buena parte de su equipo.

El canciller reafirmó la postura de México de “reivindicar, demandar el respeto al orden constitucional y la democracia en Bolivia”.

“El presidente de Bolivia electo de acuerdo a la Constitución de Bolivia para terminar su periodo en enero de 2020 es Evo Morales. Él presentó una renuncia para evitar una guerra civil. (…) Estos son los hechos”, remarcó el canciller, quien dijo que México solo verá con “buenos ojos” un Gobierno en Bolivia que “emane de un proceso electoral legítimo”.

Este domingo, la Organización de Estados Americanos (OEA) recomendó la repetición de la primera ronda de las elecciones en un informe y Morales ya había anunciado que los comicios se volverían a celebrar con un órgano electoral renovado, pues el jefe de Estado acordó la destitución de todos los miembros del Tribunal Supremo Electoral.

 

Publicidad
Previous ArticleNext Article