Internacional

Laos asiste a miles de personas y busca a cientos tras la rotura de una presa

Publicidad

Las autoridades de Laos distribuyen hoy auxilio a miles de afectados, trabajan para rescatar a otros miles y buscan a cientos de desaparecidos por la riada que provocó el derrumbe de una presa en el sur del país el lunes.

El número de víctimas mortales ha subido a 19, según datos provisionales de las autoridades de la provincia de Attapeu, y se teme que aumente a medida que avancen los trabajos de los equipos de rescate que buscan a cientos de desaparecidos.

Al menos ocho aldeas de Attapeu quedaron sumergidas parcialmente por los 5.000 millones de metros cúbicos de agua que liberó el derrumbe de una sección de una red de embalses en construcción en los ríos Xe Pian y Xe Namnoy.

Los equipos de búsqueda y rescate utilizan helicópteros y embarcaciones, menos de las que necesitan, para localizar a los desaparecidos y salvar a las personas que siguen atrapadas en sus casas o en árboles.

El gobernador Bounhom Phommasane, del distrito Sanamxay, en Attapeu, declaró a los medios oficiales que esta mañana tenían 2.851 personas rescatadas, pero que aún quedan más de 3.000 en espera de auxilio.

“Un segundo paso para nosotros será recuperar e identificar a los muertos, pero actualmente lo prioritario es encontrar a los que siguen con vida”, añadió el gobernador, según cita el diario Vientiane Times.

Agua potable, alimentos, medicinas, ropa o un lugar seco donde poder cobijarse figuran entre las necesidades básicas de los 6.600 damnificados.

La Cruz Roja de Laos tenía previsto distribuir hoy 2.500 kilos de arroz, entre otros alimentos, mantas, lonas alquitranadas y unidades purificadoras de agua.

“El personal y voluntarios de la Cruz Roja de Laos están centrados en la asistencia de emergencia inmediata tras la riada”, dijo el director de la oficina en Bangkok de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, Marwan Jilani, en un comunicado.

Publicidad

Jilani detalló que disponen de gente con “experiencia en búsqueda y rescate, en primeros auxilios y que ha participado en otras inundaciones graves en el pasado”.

Los gobiernos de Singapur, Tailandia y Corea del Sur han sido entre los primeros en ofrecer o enviar asistencia a las víctimas.

La empresa vietnamita Hoang Anh Gia Lai ha alquilado un helicóptero para evacuar a 26 trabajadores suyos -25 laosianos y un vietnamita- que se habían quedado aislados tras la riada.

Las operaciones de búsqueda y rescate tienen que tener presente que los meteorólogos laosianos prevén precipitaciones entre fuertes y moderadas en los próximos días en la región, acompañadas de fuertes vientos.

Las presa derrumbada forma parte de un plan nacional para aprovechar la red fluvial del país y convertir a Laos en una fuente generadora de electricidad limpia para el Sudeste Asiático.

La sociedad de riesgo compartido Xe-Pian Xe-Namnoy Power Company (PNPC) ganó con una oferta de 1.020 millones de dólares el concurso para construir las tres centrales hidroeléctricas de 410 MW donde se produjo el accidente.

La construcción comenzó en 2013 y las obras deberían concluir en 2019.

La compañía tailandesa Ratchaburi Electricity Generating Holding (RATCH), que participa en el proyecto de construcción con una participación del 25 por ciento, ha atribuido el derrumbe “a las continúas lluvias que causaron la entrada de un gran volumen de agua en el embalse”.

“Hoy, PNPC, ha enviado expertos y agencias relacionadas a la zona para llevar a cabo la investigación inicial, el análisis y la evaluación de las condiciones y la causa del derrumbe”, indicó RATCH en un comunicado enviado a Efe.

Previous ArticleNext Article