La UE aprueba fortalecer su autonomía en Defensa sin dejar de lado la OTAN

La Unión Europea ha aprobado este lunes desarrollar su autonomía estratégica en materia de Defensa, aunque sin dejar de lado las alianzas globales, como la OTAN, ni el trabajo en organismos internacionales como Naciones Unidas.

Anuncios

Así lo reflejan las conclusiones aprobadas por unanimidad este lunes, en las que los Veintisiete se comprometen a implementar su agenda de Defensa hasta 2024 y a perseguir “una acción más estratégica” y “aumentar la capacidad de la UE para actuar autónomamente”.

Del mismo modo la UE reitera su intención de aumentar su rol como proveedor de seguridad a nivel global, a través de las misiones civiles y militares. Actualmente la UE mantiene 17 misiones de estabilización y prevención de conflictos en el extranjero, seis de ellas militares, que implican un despliegue de unos 5.000 efectivos.

En medio del debate suscitado en Bruselas por las implicaciones de una mayor autonomía militar y del verdadero músculo propio de la UE en materia de seguridad, el texto recalca que el bloque europeo sigue comprometido con organizaciones internacionales y actores regionales clave, en concreto menciona que mantendrá la coordinación estrecha con la OTAN.

“La cooperación global y trasatlántica, que tiene el orden mundial basado en reglas y Naciones Unidas como su núcleo, así como un sistema multilateral efectivo, se beneficiará de una UE más fuerte en el campo de la seguridad y la Defensa”, han apuntado los Veintisiete en sus conclusiones.

De cara a tener una estrategia de Defensa coherente dentro de la UE, los Veintisiete piden al Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, presentar el primer borrador de la ‘brújula estratégica’ para la cumbre de noviembre. Con este ejercicio a Veintisiete, el bloque comunitario busca aumentar el nivel de ambición en Seguridad y Defensa y fijar una ‘hoja de ruta’ para los próximos años.

Igualmente, las conclusiones subrayan la importancia de reforzar las iniciativas militares conjuntas en el seno de la UE, como PESCO o el plan industrial de Defensa europeo, lo que genere sinergias entre las industrias civiles, militares y espaciales en la Unión, a la vez que asegure la coherencia en el uso de distintos equipos de Defensa.

Anuncios