La Asociación Nacional del Rifle se declara en bancarrota

La Asociación Nacional del Rifle (NRA) de Estados Unidos ha anunciado este viernes que se acogerá a la ley de quiebras de Estados Unidos y suspenderá pagos en una medida que se ha encontrado con la oposición de la Fiscal General de Nueva York.

La NRA, el principal lobby a favor de las armas en Estados Unidos, también ha informado de que se mudará a Texas y abandonará su sede central en Nueva York.

La compañía ha asegurado en un comunicado que sus cuentas son “fuertes”, pese a haberse acogido a esta ley para suspender pagos y ha achacado la mudanza al “corrupto ambiente regulatorio y político” de la Gran Manzana.

Anuncios

Esta maniobra ha encontrado el rechazo de la Fiscalía del Estado de Nueva York que el pasado año pidió la disolución de la organización en una demanda que acusaba a los directivos de la misma de haber desviado fondos para uso personal por un valor total de 64 millones de dólares (casi 53 millones de euros).

La fiscal general de Nueva York, Letitia James, ha asegurado en un comunicado que no permitirá que la organización “use esta o cualquier otra práctica para evitar rendir cuentas”.

“Por fin el estatus financiero de la NRA se iguala a su estado moral: en quiebra”, se titula el comunicado de James.

La demanda de James pide a la Justicia disolver la NRA y que los directivos reembolsen por completo los fondos que presuntamente habían desviado, según CNBC.