Kim Jong-un enviará a su hermana a los Juegos Olímpicos de PyeongChang

El líder norcoreano, Kim Jong-un, ha decidido enviar a su hermana menor, Kim Yo Jong, como miembro de la delegación de alto nivel para los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en la ciudad surcoreana de PyeongChang, un gesto que ha sido recibido con satisfacción por Seúl, que ve en ello un intento de rebajar la tensión.

Según ha informado el Ministerio de Unificación surcoreano, Corea del Norte ha informado de la inclusión de la hermana del líder, que es primera subdirectora del Departamento de Propaganda y Agitación del gobernante Partido de los Trabajadores, en la delegación que encabezará el jefe de Estado ceremonial del país, Kim Yong Nam.

También figurarán en la delegación oficial el presidente del Comité Nacional de Orientación Deportiva, Choe Hwi, y el presidente para la Reunificación Pacífica de la Patria, Ri Son Gwon. Se espera que la delegación norcoreana llegue este viernes y regrese el domingo.

Anuncios

La Presidencia surcoreana, el Cheong Wa Dae, ha dado la bienvenida a la planeada visita de la hermana del líder norcoreano, la primera que un miembro de la familia Kim realiza al Sur, ya que considera que refleja la voluntad de Pyongyang de reducir la tensión en la península coreana.

“Creemos que la delegación de Corea del Norte contiene la voluntad del Norte de celebrar los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang y también de reducir la tensión”, ha señalado el portavoz de Cheong Wa Dae, Kim Eui Kyeom, según informa la agencia Yonhap.

El portavoz ha considerado que su visita tendrá un “gran significado” en el sentido de que es una hermana del líder norcoreano y una funcionaria de alto rango del partido gobernante. El anuncio supone la primera vez que se confirma oficialmente el título que ostenta la hermana de Kim en el partido gobernante, después de haber sido nombrada como miembro suplente del politburó del partido, el máximo órgano de toma de decisiones, en la reunión de octubre de 2017

El Ministerio de Unificación ha considerado significativa la composición de la delegación norcoreana que acudirá a la apertura este viernes y ha considerado que seguramente se incluyó a la hermana del dirigente porque, por lo general, los familiares de los líderes extranjeros son enviados a los juegos para entregar sus felicitaciones.

Los dos países viven inmersos en una oleada de diplomacia deportiva después de que Kim ofreciera una rama de olivo a Seúl en su mensaje de Año Nuevo, tras un año de tensiones en aumento por los ensayos nucleares y misiles norcoreanos, que hacían temer incluso el estallido de un conflicto.

¿Qué busca Kim Jong-un con su gesto?

Los expertos consultados por Yonhap creen que Kim Yo Jong podría entregar un mensaje de su hermano sobre las relaciones intercoreanos y los programas nucleares de Corea del Norte. Asimismo, consideran que Pyongyang parece tener la intención de usar los Juegos para aliviar su aislamiento diplomático y, eventualmente, debilitar las sanciones internacionales sobre sus programas nucleares y de misiles.

Su viaje ayudará en gran medida al presidente surcoreano, Moon Jae In, a impulsar una cumbre con el gobernante norcoreano para un diálogo sincero, ha opinado Cheong Seong Chang, director de investigación asociado del Instituto Sejong.

El presidente surcoreano ya ha dicho que confía en que una mejora en las relaciones entre los dos países, técnicamente en guerra porque no han firmado un acuerdo de paz desde que concluyó en 1953 el conflicto, allanen el camino para la resolución del problema nuclear norcoreano y para un diálogo más amplio entre Estados Unidos y Corea del Norte.

Los analistas también consideran que Pyongyang podría haber calculado un plan debido a la visita de Ivanka Trump, la hija del presidente estadounidense, Donald Trump, para asistir a la ceremonia de clausura de los Juegos.

En opinión de Kim Yeon Chul, profesor de la Universidad de Inje, Corea del Norte podría ver la necesidad de romper el estancamiento actual en medio de las estrictas sanciones.

La inclusión de Choe Hwi, que está bajo las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU, podría generar molestias para Corea del Sur, pues su visita podría violar las sanciones internacionales, que incluyen prohibiciones de viaje y congelamiento de activos.

Por su parte, Kim Yo Jong está en el objetivo de las sanciones de Estados Unidos contra los abusos de los Derechos Humanos de Corea del Norte, pero no está en la lista negra de la ONU. Un funcionario ministerial consultado por Yonhap ha señalado que Seúl consultará con la comunidad internacional para garantizar que la visita no cause controversia sobre las sanciones.