Corea del Norte dispara dos misiles no identificados en el Mar de Japón

Corea del Norte habría disparado dos proyectiles no identificados en el Mar de Japón según la información proporcionada por el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur y también confirmada por el primer ministro japonés, Yoshihide Suga, así como altos funcionarios estadounidenses.

Este sería, por tanto, el segundo lanzamiento de Pyongyang en menos de una semana, después de que el domingo probará varios misiles de corto alcance, unas pruebas que según oficiales estadounidenses no violaron las resoluciones del Consejo de Seguridad.

El Ejército surcoreano no ha dado más detalles sobre el tipo de proyectiles que eran, según informa la agencia de noticias Yonhap, aunque se especula que podría tratarse de misiles balísticos. Por otra parte, ha confirmado que los proyectiles han sido lanzados desde la provincia oriental norcoreana de Hamgyong del Sur.

En un comunicado, Seúl también ha confirmado que están en un nivel de alerta máximo y que están colaborando con las agencias de Estados Unidos para recabar más información.

El Ministerio de Defensa de Japón, por otro lado, ha informado de que los proyectiles, que han sido lanzados desde la costa este de Corea del Norte sobre las 7.00 horas (hora local), no han aterrizado en suelo japonés, según recoge la cadena de televisión NHK.

Tras confirmarse el lanzamiento, el primer ministro japonés ha condenado el ataque y ha protestado “firmemente” por los hechos, que ha considerado una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad.

En este contexto, Japón ha intensificado la alerta y vigilancia y Suga ha convocado de emergencia al Consejo de Seguridad Nacional para evaluar la situación y discutir medidas de respuesta.

Dos ataques en una semana

Los lanzamientos del fin de semana han sido calificados como “pruebas normales” por parte de un alto funcionario de la Administración estadounidense. Por este motivo, no supondrían un impedimento para retomar la vía diplomática que la Casa Blanca espera establecer para avanzar en el desarme nuclear de la nación.

Las resoluciones de la ONU prohíben a Corea del Norte llevar a cabo pruebas con misiles balísticos y le han impuesto duras sanciones internacionales para disuadirlo de seguir desarrollando cohetes que puedan ser equipados con ovijas nucleares. No obstante, no impiden el lanzamiento de misiles de crucero.

Corea del Norte no había realizado este tipo de pruebas balísticas desde marzo de 2020, cuando lanzó misiles de crucero antibuque frente a su costa oriental, y se trata de las primeras pruebas de este tipo que Pyongyang lleva a cabo desde que Biden asumió la Presidencia.

La semana pasada, la primera viceministra de Asuntos Exteriores de Corea del Norte, Choe Son Hui, aseguró que seguirían ignorando los intentos de Washington de establecer contacto hasta que haya cumplido las condiciones de Pyongyang –entre las que destaca retirar las sanciones–, algo que anticipa que cualquier diálogo o movimiento para lograr establecer una conversación sobre el programa de armas nucleares sigue estando muy lejos.