Canadá aprueba la vacuna contra la COVID-19 de Moderna

Guerra fría por la vacuna del Covid-19

Las autoridades sanitarias canadienses han aprobado este miércoles el uso de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por la farmacéutica estadounidense moderna, convirtiéndose en el segundo fármaco aprobado en el país norteamericano, que ya autorizó la administración de la de Pfizer y BioNTech.

La agencia sanitaria de Canadá ha detallado en un comunicado que la aprobación constituye un paso “esencial” para “asegurar que otras vacunas estén disponibles para todos los canadienses en todas las regiones del país”, incluidas las comunidades indígenas.

En este sentido, ha recordado que “los requisitos y manipulación de la vacuna de Moderna” garantizarán que pueda distribuirse en comunidades más aisladas o remotas. Más estable a temperaturas de refrigeración estándar, la vacuna de Moderna es menos compleja de almacenar que la de Pfizer y BioNTech, cuya temperatura de almacenamiento debe mantenerse alrededor de los 70 grados bajo cero.

Anuncios

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha pedido a la ciudadanía que, a pesar de la aprobación de la vacuna, “no bajen la guardia”. “Debemos seguir las directivas de salud pública”, ha agregado mediante su cuenta en la red social Twitter.

Hasta el momento, Canadá ha contabilizado más de 529.000 personas contagiadas de la COVID-19, incluidas más de 14.500 víctimas mortales debido a la enfermedad.

Por otro lado, Trudeau ha anunciado la ampliación de la restricciones de viaje a Reino Unido por otras dos semanas, hasta el 6 de enero, según ha informado el diario canadiense ‘The Star’. La prohibición original, impuesta el domingo, estaba prevista para 72 horas y expiraba este miércoles.

Canadá se sumó así a las decenas de países que han impuesto restricciones similares a Reino Unido, tras la detección de una nueva cepa de la COVID-19, de la que se cree que es un 70 por ciento más contagiosa.