Internacional, Lo + Confidencial

Barcelona pierde 500 millones de euros por la cancelación del Mobile World Congress

Cancelan-World-Mobile-Congress-Coronavirus
Publicidad

La GSMA, asociación internacional de la industria móvil que impulsa el Mobile World Congress (MWC), decidió ayer tarde cancelar el evento pese a su voluntad de poder salvarlo, pero las bajas de expositores en cadena, lo hicieron insostenible.

Las ausencias de expositores de referencia en el ecosistema tecnológico y de la movilidad, no dieron opción a los organizadores. Ayer ya eran una cuarentena de firmas, de las que una decena correspondían a las últimas 24 horas, con nombres de tanto peso como AT&T, Orange, Vodafone, British Telecom, Deutsche Telekom, Nokia y Rakuten.

En un comunicado, la GSMA relataba que “por un ambiente seguro y saludable en Barcelona y el país anfitrión, la GSMA ha cancelado el MWC Barcelona 2020 porque la preocupación global con respecto al brote de coronavirus, por los viajes y otras circunstancias, hacen que sea imposible para la GSMA celebrar el evento”.

Un portavoz de la GSMA ya había señalado unas horas antes que “el nuevo coronavirus es una situación que cambia rápidamente” y que la GSMA estaba monitoreando de cerca. “Esto incluye reunirse regularmente con expertos en salud, tanto a nivel español como mundial”. Este control constante ha llevado a la organización a tomar una decisión final y cancelar la celebración del Congreso.

Su cancelación da al traste con las previsiones de generar un impacto económico en la ciudad de 492 millones de euros en esta edición, y crear 14.100 empleos temporales, lo que hubiese supuesto un nuevo récord para el evento que llegó por primera vez a la capital catalana en 2006, y que prevé volver en 2021, según señaló la GSMA en el comunicado de cancelación de ayer.

Del impacto total del congreso tecnológico en Barcelona, el gasto en hoteles supone unos 70 millones de euros, y las marcas que han cancelado su asistencia en los últimos días deberán asumir igualmente el coste de las habitaciones -de hecho, ya estaban pagadas-, según fuentes del Gremio de Hoteles consultadas por elEconomista.

Afectación repartida

Pero los hoteleros no son los únicos afectados y preocupados por la cancelación del MWC. También estaban muy pendientes los apartamentos -que se jugaban 14 millones estos días, el 4% de la facturación anual y que “salvaba” la temporada baja, según Apartur-, los restaurantes, los servicios de transporte privado, los taxistas, las empresas de azafatas y el ocio nocturno, entre otros. En la mayoría de casos de

Publicidad
proveedores, no cobrarán si no prestan el servicio, y precisamente las grandes empresas expositoras del congreso -muchas de las cuales han cancelado su asistencia- son las que más contratan este tipo de complementos vinculados a la feria.

Joaquim Boadas, secretario general de la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (FECASARM), explicó a elEconomista que el año pasado la restauración y ocio nocturno facturaron 110 millones de euros con motivo del MWC, y hace dos años 75 porque hubo mal tiempo. Calculan que suponen el 25% del gasto total del MWC, con una media de 250 euros día por asistente. Y en esta edición se preveían más de 110.000 de 200 países.

Más explicaciones 

Hoy el consejero delegado de la GSMA, John Hoffman; la alcaldesa de Barcelona, ?Ada Colau; la Generalitat de Cataluña; la alcaldesa de L’Hospitalet, Nuria Marín; la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera; el presidente del Consejo de Administración de Fira de Barcelona, Pau Relat, y el director general, Constantí Serrallonga, ofrecerán una rueda de prensa para dar explicaciones y valorar la cancelación del evento.

Y es que, mientras el MWC no tendrá lugar, otras ferias internacionales que se celebran estos días siguen adelante con pocas afectaciones pese al coronavirus. Es el caso del también evento tecnológico Integrated Systems Europe (ISE) de Ámsterdam, que precisamente prevé trasladarse a Fira de Barcelona a partir de la próxima edición.

Sony, Cisco o Intel, que han anunciado su retirada del MWC de Barcelona, exhibían este miércoles sus novedades en ISE, informó Efe -LG canceló ambos eventos-. Sony, que se ha dado de baja en el congreso mundial de móviles, destacaba la normalidad en la feria de la ciudad holandesa aunque la gente esté tomando algunas precauciones, y a pesar de las cancelaciones de empresas asiáticas. Algunos atribuían las bajas de Barcelona a un “efecto llamada” que Ámsterdam evitó.


Con información de nuestro aliado ElEconomista.es, consulte la aquí la versión original

Publicidad
Previous ArticleNext Article