Internacional

Ataque Talibán sin precedentes deja al menos 135 víctimas

Publicidad

El ataque perpetrado este martes en Pakistán, en el que murieron al menos 135 personas, en su mayoría niños, es considerado como el más letal en la historia de violencia en el país.

Al menos 136 personas han muerto en un ataque perpetrado por varios milicianos talibán contra una escuela pública del Ejército en la localidad de Peshawar, en el noroeste del país. Se desconoce el número exacto de niños asesinados aunque el último balance aportado por el Gobierno regional es de más de 100 menores de edad fallecidos. Por otra parte, el portavoz de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, Abdul Manan, dijo a medios locales que 121 de los fallecidos son niños.

 

El ataque más sangriento en el país en meses ha sacudido Peshawar, una ciudad sumida en la violencia a unos 120 kilómetros de la capital del país, Islamabad. El principal grupo de los talibán paquistaníes, el TTP (Tehreek e Taliban Pakistan), ha reivindicado la acción. Lo justifica asegurando que atacan los centros educativos paquistaníes porque las Fuerzas Armadas del país han agredido a sus familias. Horas después de que comenzase el ataque el Ejército seguía combatiendo a los insurgentes dentro de la Escuela Pública del Ejército.

 

Los colegios suelen ser objetivo de los talibanes en Pakistán, en especial las escuelas para niñas, al igual que las instalaciones militares La ofensiva comenzó por la mañana cuando un grupo de diez insurgentes vestidos con uniformes del Ejército entró en la escuela y abrieron fuego y lanzaron granadas contra los niños y los profesores.

 

Un reducido grupo de milicianos talibán ha accedido a primera hora de la mañana a esta escuela vinculada con las Fuerzas Armadas paquistaníes tras disparar contra el personal que controlaba al acceso al recinto. Las imágenes de televisión difundidas por internet muestran a los milicianos a bordo de una furgoneta y cómo uno de ellos, tras realizar varios disparos, abre la barrera para entrar en el centro.

Publicidad

 

Un portavoz de los talibán, Muhamad Umar Jorasani, ha reivindicado el ataque y ha asegurado que los milicianos tenían orden de no herir a los niños. Horas después, ha justificado que los milicianos hayan matado a menores de edad con el argumento de que los talibán quieren responder así a los ataques que reciben sus “familias” por parte de las Fuerzas Armadas paquistaníes. “Hemos elegido la escuela del Ejército para el ataque porque el Gobierno está atacando a nuestras familias y mujeres”, ha afirmado Jorasani, en declaraciones a Reuters. “Queremos que sientan el dolor”, ha explicado.

 

El Ejército logró hacia las 18.20 hora local (13.20 GMT) despejar por completo la escuela atacada en Peshawar tras dar muerte a los insurgentes, al menos seis, dijo un portavoz de la Policía, Seid Wali. Mientras, el alto mando ha asegurado que los militares paquistaníes han logrado matar a nueve talibanes y han desalojado los cuatro edificios que componen la Escuela Pública del Ejército.

Las televisiones locales emitieron imágenes con escenas de caos alrededor del colegio con un gran número de soldados y ambulancias en el área cercana al edificio que, según medios locales, se encuentra muy dañado por los disparos y explosiones. El ataque se produjo en jornada de exámenes, según los medios.
 

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, afirmó que se trata de “una tragedia nacional” y que los culpables no “serán perdonados”, al anunciar que iba a viajar a Peshawar, mientras que el Gobierno provincial anunció tres días de luto. El TTP reivindicó el ataque y lo justificó porque para el “Ejército nuestras familias son objetivos” en las operaciones militares lanzadas contra los insurgentes en las zonas tribales de Waziristán del Norte y Khyber. “Queremos que sientan nuestro dolor”, dijo un miembro del grupo al diario local The Espress Tribune.

 

El Ejército pakistaní desarrolla una campaña desde junio contra enclaves en las regiones de Waziristán y Kyhber con continuos bombardeos y operaciones terrestres que, de acuerdo con fuentes oficiales, han causado más de mil muertos. Los colegios suelen ser objetivo de los talibanes en Pakistán, en especial las escuelas para niñas, al igual que las instalaciones militares.

Next Article