Al menos 17 ucranianos han muerto intentando escapar de la guerra

Foto: tomada de europapress.com

Al menos 17 ucranianos han muerto cuando intentaban escapar de la guerra desatada en su país por la invasión rusa en febrero, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que ha hecho balance de las tragedias asociadas a la migración hacia Europa y también dentro de las fronteras del continente.

Naciones Unidas estima que hay más de 7,7 millones de refugiados ucranianos repartidos por toda Europa, como resultado del éxodo más repentino desde la Segunda Guerra Mundial.

El recuento de víctimas ucranianas, que la OIM no detalla, forma parte de un informe en el que la agencia de la ONU estima que más de 29.000 migrantes y refugiados han fallecido desde el año 2014. Teme que la cifra real sea mayor, en la medida en que hay casos que ni siquiera llegan a conocerse.

Sólo desde principios de 2021 han perecido al menos 5.684 personas, de las cuales 2.836 corresponden al Mediterráneo central. Esta ruta acumula ya más fallecidos que los verificados entre 2019 y 2020, cuando la OIM constató 2.262 muertes.

Para la organización, otro foco que pone de manifiesto el repunte de las migraciones es la ruta que conecta el oeste de África con las Islas Canarias, sin precedentes desde que existen registro. Al menos 1.532 personas han fallecido en el periodo analizado, según la OIM, que no obstante recuerda que la ONG Caminando Fronteras estima que hubo más de 4.000 muertes sólo en 2021, a partir de sus propios balances y de la toma en consideración de decenas de pateras “invisibles”, que desaparecen sin dejar rastro.

También han subido los fallecidos en la frontera terrestre entre Turquía y Grecia (126), en los Balcanes occidentales (69), en el canal de la Mancha (53) y en los límites de Bielorrusia con países de la UE (23), según la OIM, que detecta fallos estructurales en las políticas de Europa.

Para la autora del informe, Julia Black, estas cifras “son otro recordatorio nefasto de que se necesita desesperadamente más vías legales y seguras para la migración”. De hecho, al menos 252 personas han muerto como resultado de devoluciones en caliente desde comienzos del año pasado, en su mayoría en el Mediterráneo.

Los expertos han podido confirmar más de 50 nacionalidades entre las víctimas de la migración, pero carecen de información sobre el origen de más de 17.000 personas fallecidas desde 2014, a pesar de que la OIM lo considera un detalle clave para entender todo el contexto.

En el caso del Mediterráneo, apenas se sabe la nacionalidad del 7 por ciento de los migrantes y refugiados fallecidos en zonas ya cercanas a las costas europeas. El dato se eleva al 30 por ciento si se examina a los fallecidos en aguas más cercanas al norte de África.

En términos generales, Siria encabeza el listado de origen de los migrantes fallecidos desde 2014, por encima de Marruecos, Argelia, Túnez, Senegal, Eritrea, Afganistán, Irak, Malí y Sudán.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password