Santa Marta lucha contra el cambio climático

Anuncios

En siete meses, Santa Marta logró superar la meta inicial de sembrar 10 mil árboles para mitigar el impacto del cambio climático. El resultado hace parte de las prioridades del Departamento Administrativo Distrital de Sostenibilidad Ambiental (Dadsa) para mejorar la calidad de vida de la población. Involucra directamente a la ciudadanía y tiene el reto de reforestación con 30 mil árboles entre el 2020 y 2023.

Patricia Caicedo Omar, ambientalista y directora de la agencia de sostenibilidad ambiental, señala que “mi apuesta es adaptar la ciudad al cambio climático, por lo que estamos todo el tiempo sembrando árboles”.

Para lograrlo se cuenta con el programa ‘Santa Marta Siembra´, a través del cual se pretende la reforestación de la ciudad y la implementación de pequeños bosques urbanos en las comunidades. Por ejemplo, en el parque del barrio La Paz se han sembrado 424 árboles. Asimismo, en la meta se contemplan 4 mil en el complejo deportivo Villa Bolivariana, de los cuales ya se plantaron 2.000, y otro tanto en el Estadio Sierra Nevada.

Entre octubre del 2020 y lo que va corrido del año se han sembrado 13.508 árboles con la ayuda de las juntas de acción comunal, las juntas administradoras locales y organizaciones y empresas como la Defensa Civil, Ume, Essmar, Ruta del Sol y Tayrona Motors.

“Llegar a esa cifra en tan poco tiempo es muy significativo, además porque se hizo en las partes de la ciudad donde había un alto déficit de árboles”, indicó la funcionaria, quien reveló que se estableció un mapa de calor a partir de fotografías satelitales para determinar los sitios con menor concentración arbórea.

De acuerdo con cifras oficiales, se han plantado 28 especies de árboles frutales y maderables nativos, como mango, guanábana, solera, níspero, guayaba, roble, cedro, moringa, trébol, carito, campano, carreto y caracolí.