Necoclí, Antioquia, al borde del colapso por represamiento de migrantes

El municipio de Necoclí en la costa nororiental del Golfo de Urabá en Antioquia está al borde del colapso por la emergencia que se generó tras el represamiento de miles de migrantes extracontinentales que han llegado en los últimos días a este municipio, con el fin de cruzar el mar y seguir su tránsito hacia el norte del continente.

De acuerdo a reportes de las autoridades locales, a la fecha hay cerca de 10.000 personas represadas, la mayoría de ellos vienen de países asiáticos y africanos, que tienen como fin llegar a Estados Unidos una vez atraviesen Centroamérica; sin embargo, a la fecha permanecen en el municipio antioquieño porque la única empresa que brinda el servicio de transporte marítimo hacia Capurganá, no da abasto para atender la alta demanda.

Según fuentes en la zona consultadas por Confidencial Colombia, a la fecha en Necoclí no hay capacidad institucional para atender a esta población, además el municipio se encuentra sin agua potable y ya se comienza a presentar desabastecimiento de alimentos en algunos puntos del municipio.

Así mismo, la llegada de esta población ha disparado las alertas sanitarias de las autoridades que temen que la falta de vacunas en  los migrantes pueda incrementar los contagios de COVID-19 en este municipio de Antioquia.

Gobierno insiste en que no hay crisis en Necoclí

A pesar de la compleja situación que viven los habitantes de Necoclí, Migración Colombia se niega a reconocer que se trate de una “crisis”.

El director general de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa señaló en las últimas horas que, de acuerdo con la información entregada por la Regional Antioquía de la entidad, “es falso que en municipio de Necoclí hay más de 10.000 personas represadas”.

Según Espinosa, “diariamente llegan a la región un poco más de 600 ciudadanos extranjeros, los mismos abandonan el país al día siguiente, continuando con su tránsito”. No obstante, fuentes en Necoclí consultadas por este medio desmienten al funcionario y aseguran que al municipio están llegando cerca de 1.000 migrantes diarios.