Joven Embera Eyábida cae en mina antipersonal en el resguardo río Murindó

La Organización Indígena de Antioquia confirmó que en las últimas horas, Plinio Dogarí Majoré, niño indígena de 13 años de edad, que hace parte del pueblo Embera Eyábida del departamento, cayó en una de las minas antipersonal que vienen siendo instaladas en los Resguardos Río Murindó y Río Chageradó, por integrantes del ELN, quienes desde el mes de enero, anunciaron a través de un panfleto y un audio por whatsapp, el peligro que correrían las comunidades si no permanecían confinadas en sus tambos.

De acuerdo con la OIA, el menor de 13 años se encontraba en compañía de uno de los docentes de la comunidad Isla, donde se registró este hecho, ambos resultaron heridos, el primero de mayor gravedad, perdiendo definitivamente la pierna derecha. En compañía de la Guardia Indígena, los familiares de las víctimas los trasladaron hasta el hospital del municipio de Murindó para que recibieran atención médica, Plinio Dogarí, tuvo que ser remitido a un centro asistencial de mayor complejidad.

“Este hecho sin duda, agrava la situación que venimos denunciando desde el 2019, y que se registra con insistencia en los municipios del occidente, Atrato Medio y Bajo Cauca”, señaló la Organización Indígena de Antioquia.

Anuncios

Asimismo la OIA precisó que, “como organización rechazamos categórica y públicamente la presencia de actores armados al margen de la ley vienen haciendo tránsito indiscriminado e instalando minas antipersonal en nuestros territorios, obedeciendo a una disputa armada territorial en los resguardos indígenas, poniendo en peligro el proceso organizativo, la jurisdicción especial indígena, los derechos humanos, el derecho internacional humanitario y el derecho a la vida de nuestros indígenas”.

Además, exigieron al Gobierno Nacional que hayan garantías verdaderas para la construcción de una paz estable y duradera, “los territorios indígenas no pueden convertirse en escenario de guerra, poniendo en grave peligro la vida de nuestros comuneros, así mismo, hacemos un llamado urgente para que se retomen los diálogos de paz con el ELN”.

De igual manera, la Organización Indígena de Antioquia precisó que, “los pueblos indígenas del departamento, exigimos la salida de los grupos armados, de nuestros territorios, recordándoles que los territorios indígenas desde nuestras cosmovisiones y gobiernos propios, son territorios de paz entre los hombres y de los hombres con la naturaleza”.

“Hacemos un llamado urgente a la institucionalidad regional y nacional y a las organizaciones humanitarias defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales para que hagan acompañamiento humanitario a las comunidades indígenas del municipio de Murindó”, concluye la comunicación oficial de la OIA.