¿Suicidio u homicidio? hay dudas por muerte de joven artista en Estación de Policía de Arboletes

En Arboletes, Antioquia, aún no salen de la consternación por la muerte de Juan Luis Guzmán, un joven artista que pertenecía al grupo de Bullerengue de este pueblo del Urabá y cuya muerte se produjo el pasado domingo 26 de julio mientras permanecía bajo custodia de la Policía en la estación de ese municipio.

De acuerdo con la versión oficial, Guzmán de 21 años y que pertenecía a la comunidad LGBTI, fue conducido a la estación de Policía en una patrulla de la institución, tras ser sorprendido violando la medida de aislamiento obligatorio preventivo que rige en todo el país por cuenta de la pandemia del coronavirus.

En declaraciones entregada a la prensa de la región, el comandante del Departamento de Policía Urabá, Coronel Giovanny Puentes, indicó que si bien el caso está bajo investigación se contempla el suicidio como causa de la muerte ya que, el cuerpo de Guzmán fue encontrado suspendido de uno de los barrotes de la celda donde se habría colgado con una prenda de vestir.

Anuncios

Sin embargo, esta versión no es compartida por la familia y allegados del joven artista que desde el momento que se produjo el hecho están pidiendo a la Policía una explicación del caso, toda vez que dudan que éste se haya quitado la vida.

“Juan Luis era un chico muy alegre y tenía muchas razones para vivir. No se metía con nadie y no tenía razones para quitarse la vida”, indicó una fuente cercana al joven artista.

En diálogo con Confidencial Colombia, otra fuente de la familia señaló que la versión inicial de la Policía apuntaba a que Juan Luis Guzmán se habría quitado la vida colgándose con su propia ropa interior a los barrotes de la celda.

No obstante la versión inicial habría sido cambiada al comprobarse que el joven tenía todas sus prendas sin alteración alguna cuando fue trasladado al hospital del municipio donde recibió atención médica, pero finalmente perdió la vida.

“Ellos (la Policía) nunca nos mostraron el boxer con el que supuestamente Luis se habría colgado a los barrotes del calabozo, y al momento de revisar su cadáver constatamos que no tenía ningún tipo de rasguño o moretón en el cuello”, manifestó a este medio una fuente de la familia.

Además, la familia indica que al momento del traslado, el cuerpo de Guzmán se cayó caído de la camilla donde era transportado por los mismos agentes.

“Cuando llevaban el cuerpo a la morgue vimos cómo cayó al piso, fue un golpe duro porque estaba a una altura considerable”, indicaron

Se espera que en las próximos días la seccional de Medicina Legal en Montería, Córdoba, entregue el dictamen oficial de la autopsia realizada al cadáver del joven artista.

Finalmente, fuentes consultadas indican que un patrullero de la institución habría sido sacado del municipio de Arboletes en las últimas horas custodiado por agentes del Esmad. Sin embargo, esta versión no ha sido confirmada ni desmentida por el Departamento de Policía de Urabá.

El sepelio de Juan Luis Guzmán se produjo la tarde del martes  en Arboletes, a ritmo de bullerengues y lamentos de su familia que clama para que se aclaren las causas de su muerte.