ELN condiciona liberación de dos soldados secuestrados en Arauca

El polémico trino del ELN antes del atentado

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha pedido este lunes que “cesen los operativos” de las autoridades colombianas en el departamento de Arauca para garantizar así la liberación de los dos militares secuestrados desde el pasado 7 de septiembre, cuando se les dio por desaparecidos en el municipio de Tame.

“Tenemos en nuestro poder al sargento segundo Fabián Andrés Espitia Calderón y al soldado Elvis Andrés Flores Taborda, del Ejército colombiano y pertenecientes a la fuerza de tarea Quirón”, ha apuntado el Frente de Guerra Oriental del ELN en un comunicado.

El ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, confirmó el viernes que las investigaciones de las autoridades del país apuntaban al secuestro de los dos militares por parte de este grupo.

Al respecto, el ELN ha dicho ahora que los soldados “desarrollaban actividades de espionaje en la zona rural de Tame”, en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, y que la “fuerza guerrillera los capturó con sus armas cuando se movilizaban por su área de control”.

“A los prisioneros se les está dando el trato humano de acuerdo a la realidad de la guerra que se vive en la región”, ha continuado el comunicado, en el que se ha indicado que se liberará a los secuestrados “en los próximos días” de acuerdo a “los protocolos humanitarios correspondientes”.

Asimismo, han demandado el cese de las operaciones en la zona para que la liberación se lleve a cabo sin que la vida de los militares “corra peligro”. “Responsabilizamos al Gobierno colombiano (…) del riesgo que puedan sufrir los dos prisioneros”, ha concluido el ELN.