Disgusto entre Cancillería y relator de la ONU por recomendación de detener actividades en el Cerrejón

David Boyd,  relator especial de la ONU sobre derechos humanos y el medio ambiente  solicitó a Colombia suspender las actividades de explotación y extracción minera en el Cerrejón, de manera temporal, medida que ayudaría a proteger a la comunidad indígena Wayuu del factor de contaminación en la región y del Covid-19.

El relator considera que las actividades mineras y el  aire contaminado, sumado a la dificultad en el territorio para  acceder al agua potable, incrementan el riesgo de enfermedades.

“La ciencia es clara: las personas que viven en zonas que presentan niveles más altos de contaminación del aire -como la de los alrededores de la mina El Cerrejón-, se enfrentan a un mayor riesgo de muerte prematura por COVID-19″, puntualiza Boyd.

A estas observaciones, El  Cerrejón respondió a través de un comunicado que observa con preocupación las afirmaciones de relatores especiales de Naciones Unidas llamando a la suspensión de la operación en el área cercana a la comunidad indígena de Provincial.

Anuncios

La empresa de extracción minera le recordó al relator de la ONU que viene implementando procesos para  prevenir y mitigar cualquier  impacto negativo que pueda generar  la operación  y de compensarlos cuando es necesario.

La Cancillería por su parte, en  carta enviada a la ONU, califica como “apresuradas” las conclusiones del Relator Especial sobre los Derechos Humanos y el Medio Ambiente “no es admisible que se realicen afirmaciones y recomendaciones en medios de prensa, de manera prematura y sin elementos de juicio suficientes sobre una situación que merece un análisis cuidadoso y que se concreten las averiguaciones correspondientes de todos los hechos denunciados”.