Desmantelan clan familiar dedicado al lavado de activos

La Policía Fiscal y Aduanera (POLFA) puso al descubierto una organización delincuencial que durante dos años consecutivos habrían lavado dinero procedente de China y Turquía valiéndose de una supuesta condición como agente diplomático. Personas de escasos recursos estratos 1 y 2 del Sisben, eran utilizados para retirar los dineros ilegales de procedencia extranjera.

En una operación realizada en las últimas horas de manera simultanea en Cúcuta y Cali por la Fiscalía General de la Nación, la DIAN y la POLFA, se capturaron a tres personas de una misma familia quienes habían conformado una red criminal dedicada al lavado de activos desde China y Turquía, la organización habría lavado $82.560 millones de pesos entre los años 2016 y 2017.

Gracias a información entregada por la UIAF, se logró establecer que una mujer era la propietaria de la supuesta empresa fachada “La Buena Promesa” ubicada en Villa del Rosario, zona metropolitana de Cúcuta, que supuestamente funcionaba como una comercializadora de productos alimenticios, bebidas y tabaco, pero que en realidad era una tienda de barrio y la cual figuraba en documentos contables como garante para la adquisición de las divisas ilegales.

Anuncios

Los USD 28 millones de dólares, representados en 82.560 millones de pesos, fueron retirados por varias personas de estratos 1 y 2 del Sisben de diferentes ciudades del país a través de 428 cheques, estas personas no tenían actividad comercial que sustentara dicha cantidad de dinero adquirido. Una sola persona realizó en el lapso de dos años 222 transacciones con retiros por valor de $45.710 millones de pesos, otra lo hizo por $17.525 millones de pesos.

La organización criminal estaba conformada por una pareja de esposos y un cuñado, que habían utilizado una figura de agente diplomático para facilitar el ingreso del dinero al país. Entre las personas seleccionadas por la organización para retirar los dineros del banco, se encontraban un mototaxista y una persona que trabajaba en un call center.

Los investigadores a través de la dirección de la Fiscalía lograron establecer la responsabilidad de los capturados, qué tendrán que responder por los delitos de concierto para delinquir y lavado de activos, asimismo avanzan las investigaciones para determinar la participación de otras personas dentro de la actividad ilícita.