¿De ‘bombero’ a ‘pirómano’? Declaraciones del MinDefensa avivan malestar en Popayán

Hay malestar en las autoridades y organizaciones defensoras de Derechos Humanos en el departamento del Cauca por las declaraciones del ministro de Defensa, Diego Molano, que al término de un consejo de seguridad extraordinario hizo señalamientos contra varios líderes sociales y estudiantiles de la región a los que tildó como cabecillas de disidencias de Farc.

El ministro fue más allá y ofreció hasta $50 millones de pesos por información que conduzca al paradero de las personas señaladas.

El malestar tras las declaraciones del emisario de Duque fue tal, que el mismo Gobernador del departamento, Elías Larrahondo Carabalí, salió a aclarar que estas personas son líderes sociales de la región y pidieron garantías de seguridad para ellos.


La declaración del gobernador Larrahondo fue respaldada por otras autoridades de la región y de organizaciones defensoras de Derechos Humanos. Además, el mandatario no se explica cómo el ministro sale a anunciar una recompensa que no fue consensuada con las autoridades de la región

“El ofrecimiento de las recompensas no fue considerado en la agenda del Conejo de Seguridad del que hicimos parte y solicitamos que se cumplan todos los preceptos legales del debido proceso, en cualquier actuación judicial”, agregó Larrahondo.

Cabe recordar que el ministro de Defensa, Diego Molano, fue designado por el presidente Duque como voz oficial del Gobierno Nacional para buscar solucionar la crisis que se vive en Popayán y que se avivó el viernes en la noche tras conocerse el caso de la joven Alison Meléndez. Sin embargo, los últimos acontecimientos dan cuenta que el ministro en vez de apagar el incendio, está avivando el malestar social en la capital del Cauca.