Con público en vivo y aforos controlados, el tango se volvió a sentir en Medellín

En el marco de la reactivación económica y cultural de Medellín, la XV edición del Festival Internacional de Tango cerró con un balance positivo de aforo agotado, tras la inscripción de 1.620 personas para los cuatro eventos presenciales que se realizaron en la Plaza Gardel, el Teatro Metropolitano, el Teatro Pablo Tobón Uribe y el Centro de Desarrollo Cultural Vásquez.

Anuncios

El acto de clausura, Concierto para bandoneón y orquesta «Aconcagua», Astor Piazzolla, por Lautaro Greco y la Orquesta Filarmónica de Medellín, en la Plaza Gardel, marcó un precedente importante para los eventos en Colombia, siendo el primero con aforo controlado, después de más de un año de confinamiento por la pandemia de la covid- 19.

Esta actividad tuvo transmisión por el canal Telemedellín, logrando que más de 15.700 hogares disfrutaran del segundo festival de tango más importante del continente.

Durante los siete días de fiesta tanguera, ciudadanos de países como Estados Unidos, México, Argentina, Panamá e Italia reportaron sintonía a través de las redes sociales del Festival Internacional de Tango de Medellín, de la Alcaldía de Medellín y Nos Mueve La Cultura, donde se transmitió programación en lugares icónicos de la cultura tanguera, como la Casa Gardeliana, el Restaurante La Tanguería y el Salón Málaga; además de las ocho Rutas del Tango en las que se recorrieron las comunas y corregimientos de la ciudad, logrando exponer muestras del género y de su exótica versatilidad.

Los asistentes fueron testigos del talento local de 450 participantes y de las propuestas artísticas ganadoras de la Convocatoria de Fomento y Estímulos para el Arte y la Cultura 2021, incluidos los participantes del Campeonato de Baile y el Concurso de Canto. En total, se destinaron $154 millones en estímulos para artistas y $65 millones en premios para los ganadores.

Las finales del Campeonato de Baile, en las categorías de Baile Duos y Grupos Coreográficos, se realizaron en el Teatro Metropolitano. Los ganadores, en la primera categoría recibieron $4.500.000, el segundo lugar $3.400.000 y el tercero $2.400.000. En la categoría de Grupos Coreográficos, el monto fue de $9.000.000 para el primer lugar, $7.000.000 para el segundo y $5.000.000 para el tercero.

El Festival Internacional de Tango representó más de $820 millones en inversión para el sector cultural y para el de eventos, una inyección económica que benefició a artistas, productores y demás personas relacionadas con la cadena de valor que hace parte de este primer evento presencial.

“En este festival tuvimos tango en toda la ciudad, rutas móviles que llegaron a diferentes barrios y comunidades. Estuvimos haciendo Tango por la Vida en los hospitales, llevándolo al personal médico y a los pacientes que hoy tenemos en las clínicas. Nuestro festival sigue vivo y celebrando, y homenajeando a Carlos Gardel; además, en esta edición hicimos un homenaje al gran maestro del tango Astor Piazzolla. Este Festival de Tango nos llenó de vida, de esperanza, de energía porque en Medellín la cultura se mueve y nos mueve a todos para seguir contribuyendo con una reactivación económica”, expresó el secretario de Cultura Ciudadana, Álvaro Narváez.

Otra de las actividades destacadas fue «Tango por la Vida», una franja pensada para llevar el arte a los pacientes, al personal de hospitales y centros de salud de Medellín. Por otro lado, la tradicional conmemoración de la muerte de Carlos Gardel tuvo lugar en el epicentro tanguero de la estatua de La 45. La conmemoración estuvo a cargo de varios colectivos del barrio Manrique, tradicionalmente tanguero, en el que con palabras, flores y música se recordó a Carlos Gardel y su poesía callejera que perdura en el corazón de Medellín.

“Tuvimos la gran participación de un invitado internacional como lo fue Lautaro Greco. Esto nos permitió, precisamente, expandir o internacionalizar mucho más el festival con grandes concursantes locales y de otros países, como Malasia, Estados Unidos, Argentina, Uruguay, Chile y Bolivia. Para todos ha sido una felicidad volver a los escenarios públicos. Queremos agradecer a la gran cantidad de personas que asistieron a los eventos, que depositaron su voto de confianza en nosotros cuidando todos los protocolos de bioseguridad. Una vez más queda demostrado que Medellín es tango, que en Medellín nos mueve la cultura”, manifestó el director del Festival Internacional de Tango de Medellín, Julio Sierra.

En ese sentido, Lautaro Greco dijo: “Estoy muy contento de volver a tocar, después de tanto tiempo. Este año toqué apenas dos veces, así que es un placer y aparte en este increíble lugar, con gente, con público, que ya casi me había olvidado cómo era, así que estoy feliz. Hicimos un concierto muy lindo que quedará grabado”.

La XV edición del Festival Internacional de Tango fue un espacio que puso en evidencia la renovación y la vigencia del tango, ya que siempre es un gusto escuchar a las nuevas generaciones interpretar clásicos de la época dorada y los contemporáneos del género gaucho.

Anuncios