Comisión de Paz del Senado preocupada por crítica situación que vive el suroccidente de Colombia

Comisión de Paz

Este viernes, la Comisión de Paz del Senado se reunió de forma virtual para analizar la crisis humanitaria que se vive en el departamento de Nariño.

Durante el encuentro diferente organizaciones, líderes sociales y funcionarios expusieron argumentos que dan cuenta de la difícil situación social y de inseguridad que se vive en este departamento del sur occidente de Colombia.

Entre los planteamientos se destacaron la protección a los campesinos, recordemos que esa región tiene uno de los niveles de desplazamiento forzado más alto de la nación, y como medida preventiva se hizo un llamado a las autoridades para mejorar las vías de comunicación en esa zona, la no fumigación de cultivos ilícitos con glifosato y la promoción de los productos locales.

Anuncios

En cuanto a los altos índices de violencia que vive la región, desde la Comisión de Paz pide que se les ponga freno a las más de trece bandas criminales que operan en esa zona del país, cuyas rentas se derivan del narcotráfico, situación que genera amenazas y confinamiento entre la población.

Así mismo, en la reunión denunciaron que hay poca exposición en medios de comunicación de las masacres y la presencia de paramilitarismo que amenaza a los municipios del pacifico nariñense.

Además, insistieron en la necesidad de acuerdos humanitarios, ceses bilaterales y la negociación del gobierno con estos grupos, teniendo en cuenta a las organizaciones sociales.

Durante la sesión fueron escuchadas comunidades afros e indígenas que manifestaron su preocupación frente a compleja situación que viven, aduciendo que continúan en aumento las violaciones de sus Derechos Humanos obligándolos a desplazarse de sus territorios.

La Comisión de Paz insistió en que estará atenta a cada caso particular y anunció que desde el lunes próximo presentarán la situación Unidad Nacional de protección para atender puntualmente cada uno de ellos.

Finalmente, durante el encuentro se hizo un llamado de atención a los funcionarios gubernamentales para que atiendan la dramática situación que viven los pobladores del suroccidente del país.