Atentado en Cúcuta le cuesta el puesto a dos coroneles del Ejército

El Ejército ha tomado este jueves la decisión de relevar de sus puestos a dos coroneles responsables de la seguridad de las instalaciones que dispone la brigada 30 de la fuerza pública en Cúcuta, después del atentado con coche bomba que se produjo la semana pasada, hiriendo a medio centenar de personas.

Anuncios

Se trata del comandante de esa unidad, el coronel Ilver Orlando González, y el jefe del Estado Mayor, el coronel Pedro María Vega. Ambos han sido relevados de sus cargos de responsabilidad como parte de las investigaciones que se están llevando a cabo sobre lo ocurrido.

Hace dos semanas, una camioneta ingresó en las instalaciones que la brigada 30 del Ejército de Colombia dispone en el Cantón Militar San Jorge, en Cúcuta, explotando hasta en dos ocasiones, provocando daños materiales y al menos 55 heridos entre soldados y civiles.

Además de estas dos coroneles, otros seis militares están siendo investigados no solo por las negligencias en materia de seguridad que se habrían cometido, sino también por una posible participación en el atentado.

Las autoridades colombianas cuentan con el apoyo del FBI para intentar resolver lo que ya han calificado como un “atentado terrorista”. La primera respuesta del Gobierno fue señalar al Ejército de Liberación Nacional (ELN) de estar detrás de la acción, algo que desde la guerrilla han negado.

Anuncios