Economía

Conceptos en los que profundizar si hacemos trading online

Trading-Online

Si estamos interesados en el mundo de las inversiones probablemente hayamos escuchado, o leído, el término trading online, aunque sea de refilón, pero quizás ni siquiera nos suene la palabra CFDs -contratos por diferencia- a pesar de que suelen ir íntimamente ligados.

Trading online, qué es  

El trading online consiste en la negociación de activos financieros a través de un bróker, en un mercado Over the Counter, o mercado no regulado, lo cual quiere decir que son mercados extrabursátiles en los cuales se negocian distintos instrumentos financieros directamente entre dos partes, en este caso entre el trader y el bróker. Esto no quiere ni mucho menos decir que los brókeres no deban estar regulados, de hecho es extremadamente recomendable evitar aquellos que no estén debidamente regulados en nuestro país.

¿Qué son los contratos por diferencia? Cuando realizamos trading a través de un bróker online operamos con CFDs, donde se crea un contrato entre dos partes en la que una se compromete a pagar a la otra la diferencia en la cotización de un activo entre el momento de abrir una operación y la cotización del mismo activo al cerrarse dicha operación. Nunca se llega a poseer el activo con el que se negocia, es decir, se puede negociar sobre su valor en mercados alcistas y bajistas.

Una característica intrínseca al trading a través de CFDs es el apalancamiento, que consiste en utilizar deuda para abrir operaciones más ambiciosas de lo que nos permitiría el uso de nuestro capital únicamente. Este crédito que nos presta el bróker y que nos permite abrir grandes operaciones financieras partiendo de una inversión modesta por parte del trader a modo de depósito, ofrece la posibilidad de mayores réditos si nuestra operación va bien, aunque, como no podía ser de otro modo, aumenta los riesgos de grandes pérdidas en igual medida, ya que, el capital que responde en caso de una operación fallida es nuestro depósito inicial, el cual puede desaparecer rápidamente si vienen mal dadas. Además, si el bróker no tiene establecida una política contra balances negativos, el trader podría llegar a endeudarse.

Cómo gestionamos el riesgo en la medida de lo posible

Para no tener que estar constantemente pendientes de una operación abierta existen ciertas herramientas de control de riesgo a nuestra disposición, por ejemplo; el take profit y el stop loss. Ambos son límites que saltan cuando se ha alcanzado la cotización que el trader ha elegido al abrir la operación, el take profit salta cuando el mercado se mueve a su favor y la cotización alcanza el valor previsto, cerrando la posición y recogiendo beneficios. Por el contrario, el stop loss

salta cuando el mercado se mueve en contra del trader demasiado, y al alcanzar un valor predeterminado por este, se cierra la posición, limitando las pérdidas a una cantidad aceptable para el trader, ya que ha sido el mismo quién ha fijado el valor del stop loss. Sin embargo, pueden no siempre saltar en el momento indicado debido a factores externos, tanto técnicos como intrínsecos del comportamiento de los mercados, por ejemplo ante una alta volatilidad, por lo que pueden ocurrir situaciones en que perdamos, o ganemos, mucho o poco más de lo esperado.

Un trader sin formación mejor que se aleje del trading

Existen muchas páginas especializadas ahí fuera, y usando un buen juicio podremos encontrar aquellas que de verdad aporten información valiosa para formarnos en profundidad. Muchas veces son los mismos brókeres quienes ofrecen recursos de aprendizaje para usuarios nuevos o veteranos, y de esa forma facilitar la incorporación de nuevos clientes a sus plataformas. Hay que destacar que el trading no es un juego de azar, operar como si lo fuera desembocará en una rápida pérdida de nuestro capital.

Para terminar, permítannos un último consejo, si finalmente se deciden a operar en trading, asegúrense de que el bróker seleccionado está debidamente regulado y cumple con todos los requisitos para operar en nuestro país, no sea que ingresemos el dinero que tanto nos cuesta ganar en manos de algún estafador, o que a pesar de ser totalmente legal vaya a haber algún tipo de problema a la hora de retirar nuestras ganancias, o el propio depósito.

Hacer un buen trabajo de investigación antes de arriesgarnos a poner nuestro dinero en manos ajenas nos ahorrará muchos disgustos y quebraderos de cabeza en el futuro. Para esto último nos pueden servir los comentarios de otros usuarios de la plataforma que estemos considerando utilizar o las reseñas del bróker en cuestión, siempre que se obtengan en sitios de confianza.

 

Previous ArticleNext Article