Economía

Producción y ventas de la industria mejoran pero clima de negocios no avanza

Publicidad

La industria manufacturera comienza el 2018 con datos encontrados. Si bien, la producción y las ventas muestran cifras positivas, con una utilización de capacidad instalada mayor y mejores pedidos, el clima de los negocios aún no se despeja, según la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta de la Andi.

En enero de 2018, comparado con el mismo mes de 2017, la producción aumentó 0,6%, las ventas totales 1,7% y, dentro de éstas, las ventas hacia el mercado interno 0,6%. En el año inmediatamente anterior, estas tasas eran de -0.6%, 1.2% y 1.9%, respectivamente.

Si se excluye el subsector de refinación los crecimientos en la industria son de 0,2%, 1,1% y -1,0%, respectivamente.

Al iniciar el año el indicador de uso de la capacidad instalada también se recuperó pasando de 74.8% en enero de 2017 a 76,7% en enero de 2018, ligeramente por encima del promedio histórico (76,3%).

Respecto a los indicadores de inventarios y pedidos, encontramos que en el mes de enero el 85,7% de la producción encuestada califica sus pedidos como altos o normales, 9 puntos por encima del nivel registrado en enero de 2017.

En el caso de los inventarios, éstos son calificados como altos por el 21,1% de la producción manufacturera, ligeramente superior al obtenido en igual mes del 2017.

A pesar del aumento en la producción y ventas, la percepción de los empresarios sobre el clima de negocios no despega. En efecto, en enero de 2018 el 56,9% de los encuestados consideró la situación actual de su empresa como buena, resultado significativamente inferior al 64,9% observado en el mismo mes de 2017.

Por su parte, el porcentaje de empresas que prevé una mejor situación en el inmediato futuro fue calificado en enero de 2018 por el 39,9% de los encuestados, muy similar al registrado en enero de 2017.

Al comenzar el 2018, los principales obstáculos que enfrentaron los empresarios en el desarrollo normal de su actividad son en su orden: falta de demanda ocupando el primer lugar, seguido por costo y suministro de materias primas, estrategias agresivas de precios y comercialización, volatilidad de la tasa de cambio, contrabando, incertidumbre tributaria, infraestructura inadecuada y altos costos logísticos y falta de capital de trabajo.

En la encuesta del mes de enero, se incluyó el módulo especial de indicadores líder, que se realiza hace algunos meses, en el que se evalúa el desempeño reciente de la industria manufacturera para contar con una percepción más precisa de la dinámica en los meses siguientes.

En este sentido, se preguntó a los empresarios sobre el comportamiento de la producción en lo corrido del mes de febrero, con respecto al mismo periodo del año anterior. El 42,1% de las empresas afirma que la producción no registró ningún cambio, el 30.1% evidencia un nivel superior al del año anterior y el 27.8% reporta una disminución.

Con el propósito de conocer la situación general del mercado, clima de los negocios y los factores de costos, quisimos evaluar para cada uno de estos aspectos, tanto los factores positivos, como negativos que enfrentan los empresarios al iniciarse el 2018.

Publicidad

Al analizar la situación del mercado, el 20,1% de los empresarios señala como aspecto positivo la perspectiva de una mayor demanda, seguido por la oportunidad de nuevos mercados, negocios y clientes 11.5%.

También se mencionan como favorables el aumento de las exportaciones 10.1%, los proyectos de infraestructura y vivienda, y la mejora en la confianza de los consumidores 8.6%. De otro lado, un 12.9% sostiene que no percibe ningún aspecto positivo.

Al indagar sobre los factores desfavorables que los industriales encuentran en la situación actual del mercado, se encontró que la baja demanda continúa siendo la principal preocupación para cerca del 30% de los encuestados, seguido de la alta competencia y estrategia agresiva de precios 19,9%, la incertidumbre económica y política 13,7% y la desaceleración en el sector 8,2%.

Al profundizar sobre el clima de los negocios, se evidenció que el 13,6% de los empresarios considera que hasta el momento no se percibe ningún factor positivo, otro 13,6% percibe un mejor desempeño de la economía, el 12,9% afirma que encuentra oportunidades de entrar en nuevos mercados, negocios y clientes, y, el 12,1% prevé una recuperación de la demanda.

Por su parte los factores negativos que más inciden en el clima de los negocios son la incertidumbre política y económica donde el período electoral es señalado por el 41,6% de los empresarios y la incertidumbre económica es reportada por cerca del 13,9%.

Al hacer referencia a temas microeconómicos como son los aspectos de costos encontramos que 28,7% de los empresarios considera que el principal factor positivo es la tasa de cambio, seguido de las mejoras en producción y productividad 10.1%, las políticas internas de control de costos 9.3%, los precios de materias primas 8.5%, y los avances en materia inflacionaria 7.0%.

En contraste, el 42,3% de los industriales se ha visto impactado negativamente por el costo de las materias primas. Otros costos que están afectando negativamente la actividad productiva son: los costos logísticos y de transporte, mano de obra e impuestos.

La participación por canales de distribución en la estructura de ventas, fue otro módulo especial que incluimos en la Encuesta de Opinión industrial Conjunta. Se encontró que las ventas directas al cliente con el 32,4% es el principal canal de distribución de las empresas, seguido por las ventas mayoristas 25,6% y el canal tradicional 13,7%.

La educación es un tema determinante para la competitividad de las empresas. Éstas se encuentran en constante búsqueda de un capital humano pertinente y acorde con sus necesidades que mejore y facilite el desarrollo de las actividades al interior de sus organizaciones y a su vez promueva la transformación productiva del país.

Es por esto que, en la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta del mes de enero, se incluyó un módulo de educación en el que quisimos indagar acerca de los planes de capacitación y recalificación de los trabajadores. En esta dirección, preguntamos a los empresarios si están desarrollando programas de capacitación para sus empleados. El 96,4% de los empresarios respondió afirmativamente.

A las empresas que están desarrollando planes de capacitación, les preguntaron sobre las áreas en las cuales realizan este entrenamiento. El 45,2% respondió que está capacitando el área de producción, y el mismo porcentaje respondió que están capacitando a todas las áreas. Le siguen en su orden, el área de mercadeo y ventas 26,0%, administrativa 23,3%, contabilidad y finanzas 7,5% y calidad 6,8%.

Con el fin de conocer en detalle como desarrollan los planes de capacitación las empresas, les preguntaron a los empresarios sobre sus principales aliados o proveedores para brindar la capacitación. Para el 36,1% de las empresas sus principales aliados son las empresas especializadas en capacitación, las áreas y el personal interno de las empresas 34,6%, seguido de un 33,8% que reportó que su principal aliado es el SENA y las universidades 27,8%.

Publicidad
Previous ArticleNext Article