Piden al gobierno comprar facturas del sector de la confección para evitar debacle financiera

textiles

La Cámara Colombiana de la Confección le pidió al gobierno comprar las facturas que tienen hoy por cobrar las empresas del sector como una forma de aliviar la iliquidez que afrontan.

De acuerdo con el gremio, hoy las empresas requieren de medidas audaces que logren inyectar liquidez a las empresas que no han podido recuperarse.

Miles de empresas colombianas del sector moda se encuentran ilíquidas: situación que las ha llevado a despedir a cientos de operarios y a una inviabilidad financiera, dado que gran parte de ellas no pudieron acceder a créditos, pese a que endeudar una empresa no es una solución, sino que, por el contrario, es un suicidio para salvar los empleos y el tejido empresarial.

Anuncios

Esta operación puede ser mediante el Fondo Nacional de Garantías (FNG), quien sería el encargado de comprarlas, por el 90% del valor nominal; dichas facturas deberán de ser facturas electrónicas, es decir, que están en la base de datos de la DIAN. Adicionalmente, tienen que haber sido emitidas antes del 25 de marzo; estas facturas son un título valor, por lo que sería más fácil para el gobierno poder cobrarlas mediante el cruce de saldos con las empresas y estas serían re-descontadas con el aval o por medio del FNG.

Esta medida es equivalente a lo previamente propuesto por el Gobierno Nacional, al otorgar crédito a las mipymes por intermedio del sistema financiero, donde el FNG garantiza esos créditos. Por ello este instrumento de compra de facturas sería similar, ya que en últimas en los dos casos es el mismo deudor.Así, el gobierno estaría inyectando unos recursos importantes a miles de empresas que se enfrentan a una iliquidez que no les permite cumplir con los pagos de sus nóminas.

Esta alternativa sería un oxígeno para las finanzas de las empresas, máxime cuando es con su propia cartera; es decir, acá no habrá ninguna clase de subsidio o regalo por parte del Gobierno Nacional, ya que quien haga la operación obtendrá una ganancia de un 10% por su intermediación, señala la Cámara.

Con información de nuestro aliado ElEconomistaAmerica.com