Economía

Los impactos negativos y positivos del Black Friday, según un experto en marketing

Publicidad

El profesor de EAE Business School y experto en marketing, Gaietà García, habla de ventajas y perjuicios que el Black Friday nos traerá este fin de semana.

Publicidad

Impacto positivo

  • En el Black Friday la oferta onmicanal hace que la compra nunca haya sido tan fácil. Las ofertas y los descuentos se encuentran en los locales físicos y en las páginas web de los ofertantes.
  • Cada vez son más numerosos los vendedores que se apuntan a esta tendencia y el Black Friday es una oportunidad que marca el inicio de la Campaña Navideña.
  • Los beneficios económicos de esta jornada son obvios y se publican siempre: en 2018 se produjo un gasto promedio de más de 250 euros por persona; en este 2019, sólo en la venta online, se espera facturar más de 1,6 billones de euros, en países, por ejemplo, como España.

Impacto negativo

“Sin embargo, los costes o perjuicios de este día de exaltación del consumo –que los hay- no aparecen en ninguna estadística”, señala el profesor de EAE Business School Gaietà García, que nos define 5 impactos negativos del Black Friday, del que no se suele hablar:

  1. Para la mayoría de la población con rentas bajas y moderadas es el día de la inexistencia. No van a comprar en el Black Friday porque no pueden, y no van a ser contados ni tenidos en cuenta en ningún informe de consumo. Además, los datos estadísticos evidencian que la renta se está polarizando: hay muchos más pobres y algunos más ricos.
  2. En Black Friday confluirán enfermos compradores y compradores enfermos, y la definición de unos y de otros dependerá de su grado de adicción a las compras. Pero los mensajes que emiten los ofertantes van dirigidos a todo el mundo como si fuéramos todos ricos, sanos, razonables y con unos hábitos y comportamientos saludables.
  3. Esta jornada ocasiona gran perjuicio a los que padecen la llamada “oniomanía” o compra compulsiva que, según describen Boermans & Egger (2010), sufren individuos que sienten una irrefrenable necesidad urgente de adquirir cosas, con independencia de su nivel económico o poder de compra. El Black Friday para estas personas es la excusa perfecta para dejarse llevar por el impulso comprador; una puerta abierta al desarrollo de esta patología, que en los últimos 30 a 40 años se ha incrementado notablemente, según apunta el estudio.
  4. Puede generar adicción a la compra hasta en las personas aparentemente sanas: igual que algunos productos introducen eslóganes destinados a frenar un consumo exagerado: fumar mata, bebe con moderación o juega con responsabilidad por ejemplo, debería anunciarse: “Black Friday, compra con moderación y responsabilidad”; aunque pueda dudarse de su efectividad real.
  5. Debemos tomar conciencia sobre si la compra que efectuamos responde a la satisfacción de una necesidad física, emocional o de desequilibrio mental. Porque el Black Friday constituye para algunas personas una ocasión de evadirse del dolor habitual, del sufrimiento que padece una parte de la población, ocasionada por factores del entorno, y que se evade comprando.
Publicidad
Previous ArticleNext Article